Argentina - Brasil: Lucas Paquetá, el nuevo socio de Neymar que seduce con su fútbol en la ofensiva del “Scratch”

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Lucas Paquetá celebra tras anotar contra Perú en la semifinal de la Copa América 2021
DOUGLAS MAGNO

Rodeo y salida rápida para burlar la presión rival. Sombrero a la carrera y disparo seco de cara al arco. Son tan solo algunos de los recursos extraordinarios que se transformaron en rutina cada vez que la pelota tocaba los botines de Kaká. Dibujaba un fútbol atractivo el habilidoso enganche brasileño, que fue considerado como uno de los mejores jugadores del mundo, condición que convenció a Milan y Real Madrid de contar con sus servicios. De estatura alta y una complexión delgada, Kaká desafiaba todas las presunciones de sus marcadores -que, por lo general, imaginaban que él no correría tan rápido- y aceleraba con pelota dominada con total naturalidad, mientras que la mayoría de sus avances anunciaban un final inevitable: gol o asistencia de gol.

Boca - River. Confirmaron la fecha del Superclásico por Copa Argentina: por qué puede llegar a haber tres en dos semanas

El retiro de una estrella ofusca la felicidad del espectador, en cuyo corazón nace una huella vacía de nostalgia. Y éste rápidamente busca un reemplazo. Uno que lo atraiga tanto como el futbolista anterior. Así fue que Lucas Paquetá Coelho de Lima comenzó a ser percibido como el “nuevo Kaká” , allá por enero de 2019, cuando fue transferido de Flamengo a Milan por 35 millones de euros; tan solo dos meses y tres semanas antes de anotar su primer gol para la selección de Brasil. Y asoma como una figura de riesgo para la Argentina, de cara a la final de la Copa América del sábado.

Lucas Paquetá, jugador de la selección de Brazil. entrenamiento.
Lucas Paquetá, jugador de la selección de Brazil. entrenamiento.


Lucas Paquetá, jugador de la selección de Brazil. entrenamiento.

Quien ahora viste la camiseta número 17 de Brasil, y es apodado en referencia a la isla homónima, ubicada en el centro de la Bahía de Guanabara, se marchó de Flamengo con una media goleadora de 0,19 tantos por partido, luego de jugar en 95 encuentros y convertir 18 goles. Y llegó a Milan, donde apenas pudo lucirse en un par de partidos bajo la conducción del entonces director técnico, Gennaro Gattuso. “Espero seguir lo que hizo Kaká”, dijo en su presentación. Pero allí, su nivel se desplomó, y tanto Marco Giampaolo como Stefano Pioli (los posteriores entrenadores), no tuvieron en consideración al jugador carioca. Convirtió un solo gol en 43 partidos jugados. Y ese número cobra mayor gravedad cuando se considera el tiempo que permaneció en el club italiano: dos temporadas.

Roger Federer se despidió en los cuartos de final de Wimbledon: ¿Habrá sido su última vez?

El 30 de septiembre de 2020, fichó por el Olympique de Lyon, con el compromiso de jugar en esa entidad hasta el año 2025. Cerrado su ciclo en el Milan, la señal de televisión Canal+ le consultó por su bajo nivel en la Serie A, y Paquetá respondió: “Cuando tenía problemas, me ponía a mí mismo bajo mucha presión. A veces miraba a quien quiera que estuviera hablando de mí fuera del vestuario. Terminé tomándome todo como algo personal. Sentí que tenía que marcar más y ser más decisivo. Al final esto me confundió un poco. Sin embargo, fue una experiencia de aprendizaje y ahora me siento más libre. Lo que se dice de mí no me afecta, yo sé comportarme “.

Lucas Paquetá, en el centro con sus compañeros de la selección de Brazil. Vestuario
Lucas Paquetá, en el centro con sus compañeros de la selección de Brazil. Vestuario


Lucas Paquetá, en el centro con sus compañeros de la selección de Brazil. Vestuario

En la entidad francesa rebrotó el fútbol que lo llevó a firmar contrato con un grande de Italia: jugó 34 partidos y anotó 10 goles; estadística que luego reforzó con seis asistencias. “Estoy más feliz en Lyon. Sin embargo, mi experiencia en Milán me convirtió en un mejor jugador, pero aquí hice amigos que no tenía en Milán. Esto marca la diferencia, porque esta es la forma de ser brasileña ”, admitió en la entrevista con el canal francés.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En 2019 ocurrió el -hasta ahora- primer capítulo de la carrera del enganche contra la albiceleste: fue por un partido amistoso que finalizó 1 a 0 a favor del conjunto entrenado por Scaloni -gol de Messi- en el estadio King Saud University, en Riad, Arabia Saudita. El zurdo, que en aquella ocasión lució el número 10 de su compañero Neymar, explotó las espaldas del mediocampo argentino y actuó con oficio en el rol de armador que le confió su entrenador, Tite.

Esa noche, Paredes y De Paul formaron el tándem de un 4-4-2 que tuvo a Ocampos y Lo Celso ubicados por las bandas (con la excepción de Foyth y Andrada, la formación argentina se pareció mucho a la que probablemente se presentará a jugar la final de la Copa América este sábado en el estadio Maracaná). En los otros partidos en los que fue convocado a la Canarinha para enfrentar a la Argentina -ronda final del Sudamericano sub 20 de 2017 y semifinal de la Copa América 2019- Paquetá aguardó una oportunidad en el banco, pero no ingresó.

En esta Copa América jugó en todos los partidos, aunque recién en el último pudo completar los noventa minutos. Por la fase de grupos, registró 46 minutos contra Venezuela, 22 contra Colombia y 78 contra Ecuador. En cuartos de final reemplazó a Firmino a los 44 minutos y en semifinales jugó su mejor fútbol desde el principio hasta el final del encuentro. También contabilizó más tiempo en cancha que su principal competidor, Everton Ribeiro (280 minutos contra 166). Paquetá convirtió el gol del triunfo en los últimos dos choques del Scratch, y da la impresión de que ganó la titularidad a partir de sus fortalezas: traslados viboreantes, conexiones con Neymar y un interesante repertorio de pases directos en el área donde corre la mejor sangre de Brasil.

El brasileño Lucas Paqueta -cuyo tatuaje dice "Dios preparó todo" - hace un gesto durante el partido de semifinales del torneo de fútbol de la Copa América Conmebol 2021 contra Perú en el Estadio Nilton Santos de Río de Janeiro, Brasil, el 5 de julio de 2021.
CARL DE SOUZA


El brasileño Lucas Paqueta -cuyo tatuaje dice "Dios preparó todo" - hace un gesto durante el partido de semifinales del torneo de fútbol de la Copa América Conmebol 2021 contra Perú en el Estadio Nilton Santos de Río de Janeiro, Brasil, el 5 de julio de 2021. (CARL DE SOUZA/)

“Zurda de oro” fue el halago que eligió Coutinho para felicitar al mediocampista de Olympique de Lyon cuando éste hizo su debut absoluto con la selección amarilla. Esta semana, Neymar contribuyó a la causa: luego de ganarle a Perú en la semifinal del lunes, el astro brasileño dijo que “es un gran jugador y viene creciendo en cada partido. Hizo una gran temporada con su club y es muy importante para la selección brasileña”. Flores para un jugador que le regala al espectador un efímero recuerdo de Kaká. Flores para su nuevo socio...

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.