Argentina - Brasil. Lionel Scaloni, a 24 horas de la final de su vida, se entusiasma: “La gente está identificada con este equipo”

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Lionel Scaloni, en el último entrenamiento de la selección antes de la final frente a Brasil por la Copa América.
Prensa AFA

Lionel Scaloni camina. Eestá en la antesala del partido de su vida. Imposible imaginar esta situación un par de temporadas atrás, luego del bochorno del Mundial de Rusia y de los despistes de los entrenadores que tenían cierto recorrido en el seleccionado. La sequía en títulos, la sequía en actuaciones extraordinarias, la casi exclusividad de la presencia superlativa de Leo Messi entre actores de calidad tiempo atrás y artistas de reparto en la actualidad, llevaron a la Argentina a un vacío existencial. Hasta hoy.

La final de la Copa América frente a Brasil, en el Maracanã, es una oportunidad extraordinaria. Y en ese desafío, el DT del equipo nacional, de 43 años, siente íntimamente que esta vez –como tantas otras veces– no se puede fallar. Pero no se marea; prefiere la calma.

Lionel Messi y Lionel Scaloni, en una práctica; el entrenador repitió que el 10 es "el mejor jugador de la historia".
Prensa AFA


Lionel Messi y Lionel Scaloni, en una práctica; el entrenador repitió que el 10 es "el mejor jugador de la historia". (Prensa AFA/)

Sin recorrido previo, se ganó el respeto del plantel, de Messi, de los jóvenes y, también, de Ángel Di María y Sergio Agüero, ciertamente postergados, sobre todo el delantero. Sabe Scaloni que el resultado del partido va a transformar definitivamente su imagen frente a la sociedad futbolera: una finalísima con Brasil no ofrece otra lectura. Sin embargo, entiende que hay otras cosas más importantes en la vida. Y así es...

En la habitual charla con los medios previa a un partido, se mostró confiado pero cauto. Satisfecho por el camino recorrido, aunque con la necesidad de escribir la historia final con letras de molde, sin excesos. “Hay que tomarlo con calma, con cautela, hay que hacer lo imposible por ganar. Pero sin ansiedad. Es un partido de fútbol. Importante, claro”.

Y dejó otras frases con su estilo, sin regalar una sonrisa, con la mirada seria, concentrada. Como si se tratara de una final mundial. Pero con la necesidad de relativizarla en cada expresión.

Argentina - Brasil. Tite, antes de la final de la Copa América: “Hablar de Messi y de Neymar es hablar de excelencia”

1) “Todo el mundo sabe nuestra manera de jugar. No se puede dominar todo el partido. A veces, el rival juega. Cuando se es dominado, hay que ser compacto. La idea es tener la pelota y dañar cuando sea necesario”.

2) “Analizamos a Brasil y tomamos nuestros recaudos. Vamos a ver cómo le hacemos daño. En lo mental, es lógico. Es una final. Pero es un partido de fútbol. Cuando termine el partido, vuelve la vida normal”.

3) “No creo en las revanchas. Creo en el trabajo que venimos haciendo, en nuestro proyecto. Volvemos a encontrarnos con el eterno rival. El mundo va a estar paralizado por este partido”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

4) “Gane o no gane, Messi va a seguir siendo el mejor futbolista de la historia... Lógicamente, queremos ganar. Estamos haciendo un esfuerzo enorme para no romper la burbuja, que no haya contagios... Está en segundo plano si Leo gana o no. Hasta los contrarios lo reconocen. Ojalá que la ganemos...”.

5) “Un entrenador de una selección como la argentina siempre está obligado a los resultados, a que la gente se sienta identificada. La gente está identificada con este equipo, porque este equipo va a dar todo hasta el último segundo. Estamos en un momento muy lindo, pero siempre se exige tener resultados”.

Argentina - Brasil, por la Copa América: los “ataques directos” de la selección de Scaloni, el plan para ganarle al equipo de Tite

6) “Más allá de que sea una final y de todo lo que representa, no hay que remarcarlo a cada momento. Al final, el fútbol, como lo demostró la vida en este año y medio, queda en un segundo plano. La vida sigue después del partido de fútbol. Hay que quitarle presión. El fútbol es importante, pero no es lo más importante”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

7) “Es una final, como si fuese en Buenos Aires, Santiago o Barranquilla. Es un estadio mítico, sí, pero debemos pensar que se juega en un estadio neutral”.

8) “Siento mucha emoción, porque lidero un grupo de jugadores que mostró que sabe lo que es representar al país. Estoy orgulloso de ellos. Algunos fueron hasta padres al estar concentrados; otros no vieron a sus padres, abuelos, o no se fueron de vacaciones. Es un triunfo haber llegado acá”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.