Argentina - Brasil, por la Copa América: los “ataques directos” de la selección de Scaloni, el plan para ganarle al equipo de Tite

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·7  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Roles invertidos: Agüero lanzando como 10 y Messi picando y definiendo como 9 ante Bolivia en la Copa América
Roles invertidos: Agüero lanzando como 10 y Messi picando y definiendo como 9 ante Bolivia en la Copa América

La Argentina llega mejor de lo que se pensaba a la final de la Copa América. Obvio que tiene muchas cosas que corregir en su juego y que un partido con Brasil puede ponerla contra las cuerdas de las predicciones, sobre todo teniendo en cuenta la jerarquía individual de Neymar y Cía. Pero el equipo de Lionel Scaloni tiene más de una herramienta como para dar el golpe incluso en tierras brasileñas.

Argentina - Brasil, por la final de la Copa América: horario, TV y formaciones

Brasil puede ser impredecible desde los desequilibrios individuales y cómo ganan sus duelos mano a mano con los adversarios, entre gambetas, amagos, los frenos y aceleraciones capaces de desarticular hasta las defensas más férreas. Pero hay un patrón de juego que sigue la selección de Tite para elaborar sus situaciones de riesgo que si la Argentina toma nota y se mantiene simétrica (con la distancia correcta entre líneas para cierres y coberturas) puede neutralizar.

Los goles de Brasil en la primera etapa de la Copa América

De los 12 goles que hizo en la actual Copa América, 7 fueron con “ataques interiores”, con movimientos, paredes y triangulaciones dentro de los tres carriles centrales del campo de juego. Expresado de otra manera: se hace ancho con las proyecciones de los laterales Danilo y Lodi o Alex Sandro, pero (como uno de los mejores River de Gallardo, entre 2018 y 2019) termina desequilibrando por los callejones centrales. Por allí se filtran Neymar, Everton y Everton Ribeiro, Paquetá y el propio Richarlison.

La intimidad feliz de Messi, del mate individual a los 540 minutos sin freno en la Copa América

Si juegan como referencia de área Firmino, Gabriel Jesús o si ingresa Vinicius, también rotan de tal manera que todos pueden aparecer “por afuera” o finalizar en el punto penal. Por eso durante varios pasajes del certamen, el propio Richarlison (una especie de Ricardo Centurión brasileño) es capaz de aparecer como 9, función que desempeñó con Ancelotti en la última temporada de Everton cuando no pudo jugar Carvert-Lewin.

Neymar conduce uno de los avances de Brasil que finalizarán en gol ante Perú, por la Copa América; la fortaleza del equipo de Tite está en los "ataques interiores"
Neymar conduce uno de los avances de Brasil que finalizarán en gol ante Perú, por la Copa América; la fortaleza del equipo de Tite está en los "ataques interiores"


Neymar conduce uno de los avances de Brasil que finalizarán en gol ante Perú, por la Copa América; la fortaleza del equipo de Tite está en los "ataques interiores"

Tite tiene un abanico de alternativas ofensivas. El ingreso de Paquetá le agregó “realismo” al juego ofensivo y la sociedad con Neymar, ya que el volante ofensivo de Olympique de Lyon viene de convertir los dos goles ante Chile y Perú, que le dieron los boletos a Brasil para llegar a esta instancia. Pero el propio Neymar, cuando desborda y gambetea, lo hace en los carriles más cercanos al arco rival, la mayoría de las veces no lo hace como los viejos wines que arrancaban pegados a la raya.

La última Copa. Leo Rodríguez y los secretos de la vuelta olímpica más lenta de la historia

Como se puede ver en el video, por esa vía Brasil les anotó los cinco goles a Perú, pero también a Chile y el 3-0 a Venezuela, convertido por Gabigol. La llave interior puede ser generada por un contraataque o un avance escalonado, pero casi siempre por el centro.

Ataque directo de Argentina ante Ecuador que finalizará con el gol de De Paul para el 1-0
Ataque directo de Argentina ante Ecuador que finalizará con el gol de De Paul para el 1-0


Ataque directo de Argentina ante Ecuador que finalizará con el gol de De Paul para el 1-0

La otra arma ofensiva que tiene Brasil son las pelotas paradas. Así les marcó a Venezuela (Marquinhos), Colombia (Casemiro) y Ecuador (Eder Militao). La Argentina pasó algún sobresalto en la Copa América por esa vía, pero fue algo esporádico: por lo general, a la selección de Scaloni le pueden doler los pelotazos cruzados en jugadas colectivas pero en córners y tiros libres -más allá del cabezazo de Mina en el travesaño ante Colombia-, no suele tener inconvenientes (Dibu Martínez contribuye porque da “sensación de seguridad”). De todas formas, la exigencia y concentración que demandará Brasil (incluso en ese rubro) será mayor a la de otras noches.

¿Cuál sería el mayor potencial de la Argentina para esta final? Primero que nada, el actual nivel de Messi. Sin cabezas bajas o “ausencias” durante varios minutos de los partidos, está teniendo un rol protagonista de principio hasta los tiempos de descuento. Genera un contagio distinto en sus compañeros, desde la actitud y también en lo decisivo que fue a lo largo del campeonato con goles y asistencias claves.

Los “ataques directos” de la Argentina ante Ecuador

Y luego, yendo a lo estrictamente táctico, una de las mayores fortalezas argentinas puede ser, al mismo tiempo, una debilidad de Brasil: los “ataques directos”. La selección de Scaloni logra convertir de contraataque o con avances veloces sin necesidad de sumar muchos toques. Lo puede hacer con pases filtrados o desdoblamientos, pero también con pases largos y verticales. La jugada del gol de Lautaro Martínez a Colombia tuvo muchos pases y circulación (arrancó con De Paul como lateral derecho y terminó con Lautaro de 9), pero a Bolivia le convirtió con más vértigo y capacidad de sorpresa, como también sucedió ante Ecuador, Paraguay y Chile (la jugada previa al golazo de tiro libre de Messi). Incluso cuando Brasil defiende en esas acciones con superioridad numérica, muestra falencias.

El otro punto a favor del equipo albiceleste es que cuenta con muchos futbolistas ofensivos que pueden llegar al gol desde atrás, atacando los espacios: Messi, Lautaro Martínez, Lo Celso, De Paul, Nico González, Papu Gómez, Palacios, Paredes, Angel y Joaquín Correa, Agüero, Julián Álvarez. Varios de ellos lo demostraron en este certamen, anotando o teniendo chances claras. Entrando como titulares o aportando soluciones desde el banco.

Lo Celso filtra un pase para el Papu Gómez, en la jugada que finalizará en el 1-0 de la Argentina ante Paraguay, por la Copa América
Lo Celso filtra un pase para el Papu Gómez, en la jugada que finalizará en el 1-0 de la Argentina ante Paraguay, por la Copa América


Lo Celso filtra un pase para el Papu Gómez, en la jugada que finalizará en el 1-0 de la Argentina ante Paraguay, por la Copa América

Hay dos antecedentes para tomar como referencia entre la selección argentina de Scaloni y el Brasil de Tite. Uno, el partido del 2 de julio de 2019, por la semifinal de la última Copa América. Brasil se impuso 1-0 con gol de Gabriel Jesús. Ese día, formó con el esquema habitual: 4-2-3-1 con un doble 5 compuesto por Casemiro y Arthur; más adelantados Gabriel Jesús, Coutinho y Everton; y Firmino de 9.

La Argentina formó en los “papeles” 4-3-1-2 con Armani; Foyth, Pezzella, Otamendi y Tagliafico; De Paul, Paredes y Acuña; Messi; Agüero y Lautaro Martínez. El tema es que ese dibujo fue rápidamente corregido a los 12 minutos: Agüero pasó a jugar como volante por la derecha en un 4-1-4-1: Agüero, De Paul, Lautaro Martínez y Acuña; Messi suelto. Sí, en varios pasajes Lautaro Martínez fue doble 5 y Agüero 8 en el parado defensivo. Los detalles por los que se definieron el partido fueron mínimos y hasta la Argentina creó una chance de gol más que Brasil (4-3).

Gol de Gabriel Jesús a la Argentina en la Copa América de 2019

El otro partido que Scaloni disputó ante Tite fue el 15 de noviembre de 2019, en un amistoso que la Argentina ganó 1-0 con gol de Messi, de penal. El equipo formó 4-2-3-1 con Andrada; Foyth, Pezzella, Otamendi y Tagliafico; De Paul y Paredes; Ocampos, Messi y Lo Celso; Lautaro Martínez. La Argentina, pese a que no le interesó mucho tener la pelota (la posesión fue de 34,4%) creó 7 chances de gol contra las 3 del conjunto verdeamarelo.

Dos interrogantes

Habrá un partido psicológico también. ¿Qué pasaría con la Argentina si le hacen el primer gol?, algo que hasta ahora no sucedió en los seis partidos de la Copa América ni en los dos encuentros por la última ventana eliminatoria ante Chile y Colombia. Y para Brasil, habrá que ver cómo puede influir con el ser local con algo de público y el último mensaje de Neymar, sorprendido por las demostraciones de amor de los brasileños hacia Messi: “Les pido a los brasileños que no hinchen por otra selección, sino por nosotros”. Por ahí eso termina pasando de revoluciones mentalmente a un equipo que hasta ahora se mostró fuerte de la cabeza.

Por lo que se vio en la Copa América 2021 entre unos y otros, el escenario no sería muy diferente desde las posturas en la final. Jugarán las jerarquías y también los detalles. Argentina tiene una chance histórica, pero también herramientas para dar el ansiado golpe.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.