Argentina, tan cerca y tan lejos de repetir el oro en Lima, afirma Sánchez

Agencia EFE
EFE

Lima, 2 ago (EFE).- A pesar de que Argentina se clasificó, de manera invicta y sin perder un set, para las semifinales del voleibol masculino de los Juegos Panamericanos de Lima, la posibilidad de repetir el oro ya ganado en Toronto 2015 está "cerca y a la vez lejos", según declaró a Efe el armador Matías Sánchez.

"El oro está cerca y, a la vez, lejos; son dos partidos que nos faltan y grandes rivales que juegan igual que vos, por eso hay que estar concentrados, pensar en mañana y en lo que viene, veremos qué pasa", señaló Sánchez tras el triunfo de este viernes (3-0) sobre Puerto Rico.

A pesar de su mesura, el armador, que este año jugará en la Superliga de Brasil, remarcó que haber ganado el Grupo A de la competencia sin perder un solo set, "es importantísimo para el envión anímico, el desgaste físico y mental".

Por eso mismo, aseguró que, tras la felicidad por la estupenda primera fase, su equipo tiene que concentrarse en "lo que sigue, porque mañana es eliminación directa: te descuidas un ratito y ya estas afuera".

Al referirse a sus preferencias por un eventual rival en la disputa de la medalla de oro, el jugador de 22 años dijo que "estaría bueno que fuera con Brasil", el equipo al que la Albiceleste ya derrotó en la final de Toronto 2015.

"Siempre son grandes encuentros, grandes duelos, pero el oro está muy lejos todavía, primero hay que pensar en mañana y después hay que ver si toca Brasil u otro equipo; hay que ver, porque es muy largo esto y te levantas mal mañana y perdiste", reiteró.

Sobre el choque de este viernes frente a Puerto Rico comentó que fue "muy bueno", aunque opinó que a su rival le afectó la presión de tener que obtener un buen resultado para asegurar su avance.

"Creo que Puerto Rico estaba con unos nervios, porque tenían que ganar sí o sí para tener opción de clasificar, y tras ganarles el primer set se vieron muy complicados en la clasificación y bajaron un poquito los brazos", indicó.

Por el contrario, sostuvo, los jugadores argentinos siguieron "jugando muy bien", por la que se declaró "feliz por el grupo y por la contundencia del triunfo".

"Estoy feliz por eso, feliz porque estamos todos bien físicamente y ahora queda esperar a ver qué rival nos toca mañana, para poder hacer el mejor partido y luchar por una medalla", dijo.

Matías Sánchez juega al voleibol desde los 6 años y en 2018 disputó la Liga argentina con el Obras de San Juan, que perdió la final contra el Bolívar.

"Este año me voy a jugar a la Superliga de Brasil, así que estoy feliz por lo que me está pasando, por lo que estoy viviendo, y trato de disfrutar cada momento", concluyó.

La Albiceleste, que defiende el oro ganado en Toronto 2015, ratificó este viernes su poderío en el Polideportivo del puerto limeño del Callao, en el que ya había derrotado a Cuba y a Perú, con un triunfo sobre Puerto Rico (25-18, 25-12 y 25-18).

En la primera fase de los Panamericanos, los ocho equipos participantes han sido divididos en dos grupos: el A, conformado por Argentina, Cuba, Puerto Rico y Perú; y el B, por Brasil, Chile, México y Estados Unidos.

Tras jugar en un formato de todos contra todos, los dos mejores de cada serie disputarán este sábado semifinales cruzadas, y el domingo se jugará por las medallas de oro, plata y bronce.

El Polideportivo del Callao, un escenario con capacidad para 6.100 personas, tiene al voleibol como la "estrella" principal, ya que la próxima semana también acogerá la competición femenina, que tiene gran arraigo entre los peruanos.

David Blanco Bonilla

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación