Arde Barcelona: aseguran que Lionel Messi se siente "fuera" tras una reunión con Ronald Koeman; Luis Suárez no seguirá

LA NACION
·3  min de lectura

La estruendosa eliminación de Barcelona en la Champions League al perder con Bayern Munich por 8 a 2 en los cuartos de final significó un golpe duro para el club y generó un gran cimbronazo dentro de la estructura. El sismo continúa teniendo sus réplicas después de la salida del entrenador Quique Setien y del director deportivo Eric Abidal, y ahora trascendió que una de sus estrellas sería prescindible en el esquema de Ronald Koeman, el nuevo DT.

"El jugador es Luis Suárez", aseguraron en el programa El Larguero, de la Cadena SER. Pero, además, en la reunión de esta tarde entre el flamante director técnico y Lionel Messi, el capitán le habría sugerido que no ve claro su futuro y se siente "afuera", RAC1 (Radio Catalunya).

"Koeman le ha expuesto su proyecto y, según ha podido saber RAC1, el argentino le ha comunicado al técnico neerlandés sus intenciones de cara a la próxima temporada. A estas alturas, Leo Messi no ve claro el futuro en el Barça. El jugador le ha señalado el malestar y el disgusto por la situación que se vive en el club tras el 2-8 contra el Bayern y, de hecho, le hizo ver que ahora mismo se ve más fuera que dentro del club", señalan en el portal de la radio catalana.

Los fanáticos culé están en llamas y apuntan al presidente Josep María Bartomeu. Los rumores se disparan. "A las oficinas del club llegó una oferta por un jugador y Barcelona le comunicó al representante que tienen que estudiar la oferta sí o sí porque el futbolista el año que viene no puede ni tiene que continuar en el club. El representante le hizo saber al jugador que la voluntad del club es que no esté en la plantilla", aseguraron desde Cadena Ser, donde se generan grandes debates.

Según el programa español, la oferta que llegó sería del Ajax, club en el que el uruguayo estuvo con éxito entre 2007 y 2011, antes de ser transferido al Liverpool, de Inglaterra. El conjunto holandés, amplían, estaría dispuesto a pagar unos 15 millones de euros por la llegada del futbolista de 33 años, aunque su contrato, uno de los tres más altos de Barcelona, sería uno de los principales impedimentos.

Algunos especulan que en la transacción podría quedar involucrado (con una oferta de seis años de vínculo) el mediocampista Donny Van de Beek, una de las debilidades de su compatriota Koeman, además de Georginio Wijnaldum, actualmente en Liverpool. Y en tal caso, esa movida fortalece el resurgimiento de la posible llegada de Lautaro Martínez, deseado por el club hace tiempo. Sin Suárez, el jugador de Inter de Italia ya no llegaría al club para pelear el puesto. Sin Messi, nadie cree que Lautaro cambiaría de equipo.

Cuando en la presentación de Koeman le consultaron por la columna vertebral del equipo, el entrenador manifestó que "un jugador con 31, 32 o 33 años no está acabado. Depende del hambre y las ganas de darlo todo por el club. Los hay de 20 sin hambre o sin trabajo... Debemos buscar el mejor equipo para ganar partidos. ¿Suárez? Messi es diferente a todos. A los demás, si hay decisiones positivas o negativas, lo primero es hablar con ellos".

Y el rosarino, aunque por trascendidos como los que describe la radio catalana RAC1, deja un manto de duda sobre su continuidad en todo momento, lo que lleva al club culé a vivir una etapa inesperada. Arde como nunca.

También te puede interesar:

El gesto de Lewis Hamilton con una empleada de la limpieza del Circuito de Montmeló

Los cinco fichajes que pidió Ronald Koeman para el Barcelona

LeBron James cambia radicalmente el mensaje de ‘Make America Great Again’ como protesta

Video: Hobbies llevados a otro nivel: El rey del uniciclo