Antonio Valencia vivirá su primer "Clásico" en el futbol mexicano

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 12 (EL UNIVERSAL).- Querétaro tiene su Clásico y este es ante el Atlético de San Luis. El juego es por la supremacía regional, por separarse del tema del cociente y además se ha tenido varios temas extra cancha como aquella bronca que se dio en el Alfonso Lastras que comenzó en la tribuna y acabó en la cancha.

El partido se presenta con los queretanos en mala racha y el San Luis en mejor momento, pero Antonio Valencia, capitán de los Gallos, sabe de la importancia que tiene el encuentro para la ciudad y asegura que la mentalidad es ganar y pelear el entrar a la Liguilla: "Varios compañeros me han comentado que esto es un Clásico y que se juega con mucha intensidad. Es una lástima que no se vaya a jugar con público, pero esperamos hacer un buen trabajo y que el triunfo se quede en casa".

La realidad es que los de Querétaro no llegan en gran momento: "Son cinco puntos que hemos dejado perder. Contra América con un jugador menos nos sacan el juego, y en casa en los últimos minutos nos han marcado; no hemos tenido esa suerte, ya que teníamos esos juegos asegurados y se nos van de la mano, pero el mensaje es que la gente nos siga apoyando, este es un equipo humilde de corazón grande… Nos sobra actitud y en casa vamos a demostrarlo".

El jugador de 35 años, asegura que se siente muy bien físicamente, listo para estar los más minutos posibles en la cancha. "Me siento perfecto para estos juegos. Llegué un poco bajo de forma pero eso lo compenso viniendo a trabajar los días que nos dan libres, eso ayuda para no perderle".

Valencia se ha ganado rápidamente el respeto del equipo y hasta el de su cuerpo técnico. Se habla que Héctor Altamirano, el entrenador, toma muy en cuenta su voz: "El Míster apenas comienza su carrera, y lo está haciendo bien. No es fácil, este equipo está en proceso, pero es un tipo con mucho ánimo, con mucha fuerza, estoy muy seguro que le va a ir bien. Uno le intenta ayudar entrenando todos los días, hablando con los chicos y dando ejemplo".

De ser conocido como un gran defensor con gran llegada por la banda de la derecha, ahora el Pity lo ha hecho trabajar como un segundo contención con salida, lo que no le disgusta: "Se me ha dado la oportunidad como medio centro, y ojalá que lo esté haciendo bien. Le dije que no tenía ningún problema. Estar en México no me ha costado nada, Desde el primer día que llegué, mi familia se pudo muy contenta y si ellos están contentos yo igual…".

Eso sí, refrendó que la camiseta de Gallos Blancos, será le última en su carrera profesional: "Me gustaría que me recuerden con mucho cariño, como gran profesional y cuando vuelva sepan que hice un buen trabajo. Gallos será mi último equipo, tengo 36 años, aquí me voy a retirar".