Los antecedentes de las federaciones que reclamaron partidos ante la FIFA

Sólo dos veces en la historia el ente rector del fútbol ordenó que se repitieran encuentros: ambas fueron por groseros errores arbitrales.

A lo largo de la historia del fútbol hubo muchos partidos sospechados de amaño y muchos más encuentros que se definieron por groseros errores arbitrales. Sin embargo, los antecedentes de encuentros que fueran recurridos formalmente ante la FIFA no son demasiados.

Solamente dos veces el ente rector ordenó que se repitieran partidos que ya se habían jugado y en ambas fue por errores arbitrales groseros. El primero se dio en las Eliminatorias asiáticas para Alemania 2006: Uzbekistán y Bahrein debieron volver a jugar porque, durante el encuentro, el local tuvo un penal en el que hubo invasión del área y el colegiado, en lugar de ordenar repetir el remate, sancionó un tiro libre indirecto para el visitante. Los uzbekos habían pedido que se les diera el juego por ganado 3-0.

La otra orden de repetir un partido se dio en las actuales Eliminatorias, en este caso en África: en septiembre pasado, la FIFA declaró nulo el triunfo 2-1 de Sudáfrica sobre Senegal porque consideró probado que el árbitro ghanés Joseph Odartei Lamptey había influido intencionalmente en el resultado, al sancionar un escandaloso penal en favor del local. Además de determinar que el partido se juegue nuevamente (se disputará el 10 de noviembre), el ente suspendió de por vida al hombre de negro.

En el repechaje europeo para Sudáfrica 2010, en tanto, se dio otro caso que podría haber derivado en la repetición de un partido: Francia eliminó a Irlanda en el tiempo suplementario gracias a un gol de William Gallas que llegó tras un pase de Thierry Henry, que había bajado la pelota notoriamente con la mano. A pesar del reclamo del país británico, FIFA decidió sostener el resultado del encuentro. Hace dos años se supo que, a cambio de desistir de la protesta, la Federación Irlandesa recibió un pago millonario por parte del organismo internacional.

Más allá de estos antecedentes, las esperanzas de Estados Unidos y Chile de lograr meterse en Rusia 2018 con el escritorio parecen nulas. Si bien desde algunos medios chilenos se intentó fogonear un reclamo formal por parte de la ANFP por un supuesto amaño entre Perú y Colombia, la directiva lo descartó de plano. Y las ilusiones del país norteamericano quedaron sepultadas detrás de las palabras de Gianni Infantino, que descartó que hubiera cualquier tipo de intencionalidad por parte del árbitro que sancionó el gol fantasma con el que Panamá comenzó su remontada contra Costa Rica: "Fue un error importante de interpretación, puede pasar porque son seres humanos y cometen errores, como todos. Por eso, creo que ha llegado el momento del VAR".

El que sí espera tener éxito es Ghana, que ya presentó su protesta formal en Zúrich por lo sucedido el sábado en el partido que disputó en Uganda. Tras el 0-0 final, las Estrellas Negras aseguran que hay elementos suficientes para que la FIFA ordene la repetición del partido por la actuación del árbitro, que perjudicó claramente al visitante, al que no le cobró un penal y le anuló un gol perfectamente válido en una de las últimas jugadas del encuentro.