El detallazo de Ansu Fati con un recogepelotas en Turín

TresB
·3  min de lectura

El Barcelona recuperó las buenas sensaciones y consiguió la victoria ante la Juventus en Turín en la segunda jornada de la Champions con tantos de Dembélé y de Messi. Junto a Griezmann y Pedri, el francés y el argentino formaron la línea ofensiva del conjunto azulgrana y Ronald Koeman dejó esta vez en el banquillo a Ansu Fati. Sin embargo, acabó siendo protagonista durante el partido y tras su final.

El internacional español salió al campo en el minuto 66 por Dembélé y forzó el penalti que sentenció el partido en el minuto 90 al frenar su carrera dentro del área provocando que fuera arrollado por Bernardeschi. Pudo incluso marcar después en otra jugada en la que se quedó solo delante de Szczęsny, pero pecó de generosidad y quiso pasar el balón a Braithwaite.

Ansu Fati cae derribado por Bernardeschi en la acción que supuso el penalti a favor del Barça. (Foto: Tullio Puglia / UEFA / Getty Images).
Ansu Fati cae derribado por Bernardeschi en la acción que supuso el penalti a favor del Barça. (Foto: Tullio Puglia / UEFA / Getty Images).

Una vez terminó el encuentro, Ansu Fati volvió a demostrar que es un auténtico crack. Minutos después de que el colegiado neerlandés Danny Makkelie hubiera pitado el final y cuando ya no quedaba nadie sobre el césped, el delantero regresó desde el vestuario y, con su camiseta en la mano, se acercó a uno de los córners del Juventus Stadium. Allí le estaba esperando uno de los recogepelotas, al que le había prometido que le regalaría su zamarra con el 22. Dicho y hecho.

Ansu Fati con el recogepelotas al que regaló su camiseta. (Foto: Twitter / @scapde_45).
Ansu Fati con el recogepelotas al que regaló su camiseta. (Foto: Twitter / @scapde_45).

Después de regalarle su camiseta, Ansu se quedó varios minutos haciéndose fotos con el chaval y con otros recogepelotas del estadio, que alucinaban con la naturalidad del joven crack del Barça. Un detalle que le hace aún más grande.

Pese a que tiene solo 17 años y ha batido varios récords de precocidad tanto en el Barcelona como en la selección española, Ansu Fati demuestra que mantiene los pies en el suelo y una humildad y madurez impropias de un chico de su edad. En el duelo ante la Juve, a pesar de quedarse en el banquillo después del nivel que está mostrando esta temporada, no se le vio un mal gesto y salió al campo a darlo todo y ser una vez más uno de los mejores de su equipo.

Numerosos aficionados han aplaudido a través de las redes sociales el detallazo que el joven futbolista tuvo con el recogepelotas del estadio de la Juve.

Más historias que te pueden interesar: