El anhelo del "Canelo" es el nocaut

·2  min de lectura

Daniel Blumrosen, enviado

SAN ANTONIO, EU., diciembre 18 (EL UNIVERSAL).- Cuando está frente a Callum Smith, Saúl Álvarez debe levantar la mirada. No hay de otra, los 18 centímetros de estatura que el británico le lleva lo obligan a hacerlo, pero "El Canelo" está seguro de que los roles se invertirán mañana por la noche en el Alamodome.

Aunque asegura estar preparado para 12 episodios, el tapatío anhela noquear, como lo ha hecho con cuatro de los cinco púgiles que ha enfrentado, incluido Liam Smith, hermano mayor de su próximo adversario.

"Hablar ahorita no tiene caso. Cuando suena la campana, se ve la realidad y salgo a ganar por cualquier vía; si hay nocaut, que se aproveche, o si no igual tengo la experiencia para ganar en los 12 rounds", sentencia Álvarez, quien buscará los cetros supermedianos del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y la Asociación Mundial (AMB). "Ganar por nocaut es espectacular".

Así lo ha hecho en 36 de sus 53 victorias como profesional. No es la primera vez que enfrenta a un boxeador con mayor talla, pero ese tipo de retos le motivan.

"Ya sabíamos que [Smith] es un peleador muy alto, pero también tiene características que lo hacen un peleador más completo", sentencia. "Con mi experiencia y nivel, tengo que adaptarme a cualquier situación".

Incluso a pelear en medio de una pandemia. El cubrebocas, el gel antibacterial y la sana distancia también son parte de su día a día, pero el chico de la cabellera bermellón disfruta el momento, porque suspiraba al recordar lo que engloba cualquier pelea de una figura como él.

"Lo sigo disfrutando al 100%, aunque no se vea a los aficionados en los hoteles con sus banderas. He hecho cosas similares, [he estado] concentrado en mi habitación y atendiendo a los medios de comunicación".

Porque en su mente sólo habita el deseo de triunfo, sin importar la estatura de Smith.

A considerar

Callum Smith, monarca supermediano de la AMB, asegura que no fallará en "la pelea de mi carrera".

Eddy Reynoso, manager de Saúl Álvarez, vaticina que este sábado "será un combate muy explosivo".