Sólo es anecdótico, pero el título es para La Jaiba

·2  min de lectura

Ramón Treviño

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 21 (EL UNIVERSAL).- Diego de Buen fue para muchos el mejor jugador del torneo regular. Con experiencia en Liga MX, el volante asumió el reto de ir a la Liga de Expansión para liderar a la Jaiba Brava, y así como tomó el reto de descender de categoría, así tomó el balón al momento de cobrar el penalti, mismo que se volvió gol, tanto que se volvió en el triunfo, y en el título de la Liga de Expansión.

El campeón es el TM, perteneciente al Grupo Orlegi, que en la Liga MX da tumbos al mando de Atlas y Santos y que por fin dio una. Triunfo 3-2 de la Jaiba Brava sobre el Atlante, global de 4-3.

Título que vale para la anécdota, porque como está hoy el reglamento, no hay premio deportivo, no hay ascenso, sólo queda el trofeo y ya.

Una final seca, tanto que lo primero que destacó fueron sendas lesiones de jugadores que, desgastados por la temporada, llegaron en un solo pie en la final. En la cancha no se dio nada por ganado, todas las pelotas eran peleadas hasta lo último. Fue hasta entrado el segundo tiempo cuando los marcadores se movieron. El título era de los Potros cuando en una jugada a pelota parada el zaguero Jonathan Sánchez anotaba con remate con la cabeza (66'); pero apenas minutos después, Jesús Salas cerró la pinza para igualar (75').

El juego se fue a tiempos extra. Fue hasta el segundo cuando se definió. Jonathan Vega volvió a poner en ventaja al Potro con un tiro a primer poste (106'); pero Salas de nueva cuenta igualó (112'). Y llegó la jugada clave. El Cuba Sánchez fouleó a Salas dentro del área. Penalti que De Buen hizo gol (118'), gol de la victoria, gol de título. Nada más.

* LOS DIRECTORES TÉCNICOS

Mario García no supo defender dos veces la ventaja; Gerardo Espinoza fue muy acertado en los cambios y nunca bajó los brazos.

* Jiménez agradece apoyo a sus fans en video con su familia

El mexicano Raúl Jiménez compartió por primera vez un video, después de la fractura de cráneo que sufrió hace semanas. El delantero del Wolverhampton, acompañado por su pareja e hija, agradeció los mensajes de apoyo que recibió.