Andy Murray dio positivo de coronavirus y se perdería el Abierto de Australia

LA NACION
·3  min de lectura

El escocés Andy Murray, ex número 1 del mundo y actualmente desplazado al puesto 123° tras una cirugía de cadera, se contagió de coronavirus, se encuentra aislado en su casa de la localidad británica de Surrey y, si no obtiene una excepción del gobierno australiano, se quedará afuera del Australian Open, el primer Grand Slam de la temporada, que comenzará el 8 de febrero.

Francesca Jones, la tenista con ocho dedos en las manos y fanática de Messi que jugará por primera vez un Grand Slam

Según los medios ingleses, el dos veces campeón de Wimbledon, que tenía previsto partir esta semana a Melbourne (como el resto de los jugadores, para realizar la cuarentena de 14 días), dio positivo de Covid-19 hace varios días, pero se cree que sólo está experimentando síntomas menores. Se conoció que la semana pasada hubo un brote en el Centro Nacional de Tenis de Roehampton, donde Murray realizó la mayor parte de su entrenamiento reciente.

Parece una ironía del destino, pero a fines de diciembre Murray se retiró del primer evento ATP de la temporada, en Delray Beach, en la Florida estadounidense, por temor a que aumentaran sus posibilidades de contraer el coronavirus y poner en peligro su viaje a Australia. El jugador de 33 años y cinco veces finalista del Abierto de Australia, está aislando desde hace varios días y las autoridades de Tennis Australia están tratando de proporcionar un margen de maniobra dentro de las estrictas reglas de cuarentena que impuso el gobierno de ese país para recibir a los jugadores y a sus equipos en Melbourne.

Vuelos chárter con un 25% de su capacidad fletados por Tennis Australia están despegando desde hace horas en Los Ángeles y distintos puntos de Medio Oriente con destino a Melbourne. En uno de ellos debía viajar el doble medallista de oro olímpico, pero no podrá hacerlo y deberá esperar a los próximos días para tomar una decisión. Murray había recibido una invitación por parte del major aussie para competir en el cuadro principal.

Por qué el tenis y el ajedrez son dos disciplinas con mucho en común

Quien se encuentra en una situación similar a la de Murray es Nicolás Massú, entrenador del austríaco Dominic Thiem: el chileno dio positivo de Covid-19 y no podría acompañar al número 3 del mundo en Melbourne. Quien tampoco viajará a la capital del estado de Victoria será Carlos Moya, coach del español Rafael Nadal (2° del ranking). "Después de hablar con Rafa hemos decidido que no viajaré a Melbourne con el equipo. Mi intención era estar allí como cada año, pero el gobierno australiano no autoriza a viajar separadamente y llegar para el principio del torneo. Esta vez me tocará verlo desde casa, ya que es tiempo de estar con mi familia, padres e hijos, debido a la delicada situación que se está viviendo en España con el coronavirus", comunicó Moya, ex número 1 y ganador de Roland Garros 1998.