Andreas Seidl: poco probable que Porsche ingrese a la F1 pronto

Juliane Ziegengeist
·3  min de lectura

La salida de Honda de la Fórmula 1 al final de la próxima temporada significa que otro fabricante de motores está dando la espalda a la categoría reina apenas unos meses después de que existieron rumores de que otras compañías llegarían.

Sin embargo, actualmente Red Bull está luchando por seguir operando los motores Honda por su cuenta incluso después de la salida de la marca japonesa.

Uno de los nombres que se manejó para entrar a la Fórmula 1 fue el de Porsche, pero en opinión del jefe del equipo McLaren, Andreas Seidl, quien fue parte de la estructura deportiva de la casa de Stuttgart en el proyecto de LMP1 en el Campeonato Mundial de Resistencia, no es viable que la compañía alemana ingrese al Gran Circo.

"Por supuesto que no puedo hablar por Porsche. Pero si miramos el panorama general, desde mi punto de vista no es realista en este momento que un nuevo fabricante se una en los próximos años a la Fórmula 1”.

En la opinión del directivo esto se debe a la normativa vigente en la máxima categoría. “Porque las inversiones que tienes que hacer, más el tiempo necesario para tener un paquete competitivo disponible, son demasiado grandes y llevan demasiado tiempo”.

"La clave, desde mi punto de vista, será que la Fórmula 1, junto con la FIA y los equipos y los fabricantes de motores y posibles nuevos fabricantes, tiene que elaborar un plan claro sobre cómo será la próxima evolución de las regulaciones de motores, si se tratará de una evolución o revolución, por lo que hay dos posibles direcciones”.

Los caminos que existen es seguir trabajando con las unidades de potencia actuales, que son la punta de lanza en el aspecto tecnológico. El otro camino se basa en unidades de accionamiento menos complejas y, en consecuencia, más baratas.

"Creo que esa es la pregunta clave que se debe responderse primero antes de poder lidiar con posibles nuevos rivales en la Fórmula 1”, dijo Seidl.

En opinión del directivo de la casa de Woking los primeros pasos para ser más atractivos para los fabricantes ya se han dado: "Creo que lo que sucedió con la firma del nuevo Acuerdo de la Concordia es positivo para el futuro”.

"Especialmente con la restricción presupuestaria que entra en juego, claramente significa que es posible utilizar esta plataforma de la Fórmula 1 de una manera muy sostenible, con un buen retorno de la inversión. El siguiente paso a seguir ahora es dar el mismo avance desde las unidades de potencia”.

También lee:

Motorsport Images ayuda a Ferrari en el libro por sus 1.000 Grandes Premios Aston Martin dejará el rosa tras anunciar nuevo patrocinador principal

Para ello es importante no solo mantener conversaciones con los tres fabricantes existentes, sino al mismo tiempo también con la industria automotriz o con otros potenciales fabricantes de trenes motrices, "incluidos los privados", dice Seidl, "para ver cuál es la dirección correcta para las regulaciones de la unidad de potencia”.

En este contexto, Seidl recuerda el 2017 donde hubo "algunas buenas iniciativas y discusiones con todas las partes involucradas" para definir la próxima evolución de los motores de Fórmula 1. "Reducir costes y simplificar las unidades de potencia para volvernos más atractivos, también para empresas como Ilmor o Cosworth".

"Creo que eso es algo que hay que mirar de nuevo. Y estoy seguro de que Stefano (Domenicali, nuevo director ejecutivo de Fórmula 1) junto con Ross (Brawn) y la Fórmula 1 investigará, con toda la experiencia que también ha adquirido con el Grupo Volkswagen. Eso está bastante alto en la lista de prioridades en este momento”.

También lee:

¿China en peligro? F1 trabaja en un plan B con Portugal e Imola Mercedes vs. Red Bull: ¿a quién afectará más los cambios en el piso? "Hamilton no tuvo rival desde que Rosberg se retiró" dice Brundle Raikkonen sobre 2020: las esperanzas eran mayores