Tres anécdotas del irrepetible "Burrito" Ariel Ortega en su cumpleaños 46

LA NACION
lanacion.com

Ariel "Burrito" Ortega, el crack que llegó desde su Jujuy natal y marcó una época del fútbol argentino, en River y en la selección, celebra hoy sus 46 años de vida. También jugó en Europa pero donde mejor brilló fue en el club de Núñez, donde compartió equipo con el actual director técnico Marcelo Gallardo.

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio

Habilidoso e imprevisible, Ortega jugó tres mundiales con Argentina y ganó ocho títulos con el equipo Millonario.

Orteguita, como se lo denominaba en sus comienzos, es recordado también por su particular carácter y sus ocurrencias fuera del campo de juego. Aquí hacemos un repaso con algunas de sus mejores anécdotas.

La expulsión contra Holanda en el Mundial 1998, contada a Andy Kusnetzoff en el programa PH

Fue una jugada que hasta el día de hoy me cuesta superarla. Es una de las cosas más tristes que me pasaron el el fútbol. Dramático para mí. Yo estaba en la plenitud de mi carrera, estaba jugando un Mundial maravilloso. Era un partido que estábamos para ganar, a Holanda le habían echado un jugador, y viene una jugada que no me cobran un penal. Yo caigo y bueno. fue un segundo, una reacción de la que hasta el día de hoy me arrepiento. Lo tenía de frente al arquero (Edwin) Van de Sar, que mide dos metros. Intenté pegarle un cabezazo del impulso, de la bronca, porque cuando miré al árbitro no me había cobrado el penal. Y fue un segundo, milésimas de segundo. Me echaron. Y en el trayecto hasta el vestuario escucho un gol. Le pregunto al utilero: ¿De Holanda, no?. Sí, me respondió. Tenía ganas de irme caminando hasta Argentina. Fue algo tristísimo para mi vida y para mi carrera.

La salida con el brasileño Jardel en Newell's en 2004, contada por el Tolo Américo Gallego

Ortegita un cra. Me hizo una en Newell's.

-¿Vos te das cuenta que podemos quedar en la historia?

-¿Por qué?

-¿Vos sos boludo o te hacés?

-¿Por qué?

-¿Qué hiciste anoche?

-Fui a comer con un amigo en un tenedor libre

-Uhh. ¿con quién estabas?

-Con Jardel

-Ahhh buenooo. ¿Y te vas a levantar mañana para entrenar?

-Sí, me levanto.

Al otro día llegué al entrenamiento y me enteré que faltaban dos jugador. Uno ya había avisado que estaba demorado. ¿Ortega dónde está?, pregunté. Andá a verlo vos, me respondieron. Fui al vestuario y estaba tirado boca abajo en la camilla. Ahí le tiré un cortito y le dije: ¡Te voy a matar hijo de p.! ¿Qué hiciste? ¿Sabés que no jugás no?. Contra Arsenal teníamos que jugar. Si no juego, no voy, me retrucó. No vayás entonces. Y vino al final, subió al micro. No lo puse en todo el partido y yo lo escuchaba que me puteaba desde el banco. Cuando terminó el partido, que ganamos, llegué al vestuario y me dije: Qué pelotudo que soy, por qué no lo puse, mirá si perdíamos el partido.

La increíble anécdota del Burrito Ortega en sus comienzos en el fútbol de JujuyEl día que faltó al entrenamiento en pleno Mundial 1994

Estábamos en la concentración del Mundial del '94 en Estados Unidos. Una tarde vino el profe Ricardo Echeverría que era un fenómeno, de hacer bromas, y nos dijo: "Mañana el que quiera venir a entrenar que venga". Todos se reían, y yo me lo tomé a pecho. Al día siguiente estábamos con Hernán Díaz en la habitación y él me dice: Vamos a entrenar. No, si el profe dijo que vaya el que quiera. Imaginate, estaban Maradona, Caniggia. Entrenaron y yo me quedé en la habitación. Al rato vino el profe y me increpó:

-¿Qué te pasa a vos pendejo de mierda?

-Nada, ¿por?

-¿Por qué no viniste a entrenar?

-Si usted dijo que el que quería ir que vaya.

-¡Pero andá, pendejo!

Y me llevó a entrenar solo. Yo tenía una vergüenza, ¿te imaginás? Después a la noche lo que me cargaban. Todos habían entrenado y yo estaba con el control remoto en la habitación.

El golazo a San Lorenzo en su vuelta a River en 2006

Qué leer a continuación