Amorim y Carvalhal marcan el ritmo de la Liga Portugal

Agencia EFE
·3  min de lectura

Lisboa, 2 dic (EFE).- El Sporting de Portugal que dirige Pedro Amorim y el conjunto del Braga que entrena Carlos Carvalhal son los equipos que marcan el ritmo de juego victorioso en la Liga Portugal tras las ocho primeras jornadas, mientras que el Benfica y Oporto han mostrado más dudas.

Los números de los leones son incontestables: máximo anotador con 21 goles y el conjunto menos goleado, ya que el portero español Adán sólo ha encajado solo 5 tantos.

El hombre de moda en el fútbol luso se llama Pedro Gonçalves, un medio ofensivo de 22 años que ha demostrado una excelente llegada y una extraordinaria capacidad para iniciar el juego ofensivo de los verdiblancos.

"Pote", como lo conocen en el mundo futbolístico, lleva 9 goles en 7 partidos, ya que se perdió un encuentro en el mes de septiembre contra el Paços de Ferreira aquejado de coronavirus, y es el "pichichi" de la competición portuguesa.

En los cinco últimos partidos han logrado 4 dobletes y un gol y ha metido de lleno al Sporting en la pugna por la Liga lusa.

Con jóvenes jugadores como Pote o el lateral internacional sub-21 español Pedro Porro, el Sporting ha logrado olvidar la tripleta de argentinos que eran parte importante de la plantilla: el delantero Vietto, el centrocampista Battaglia y el lateral Acuña.

Ahora, el conjunto de Rúben Amorim es líder con cuatro puntos de ventaja sobre Braga y Benfica, que comparten la segunda plaza.

Por su parte, el Braga, tras un inicio malo con dos derrotas en los dos primeros encuentros disputados en el mes de septiembre, ha logrado encadenar una racha de 6 victorias consecutivas, por lo que todos los encuentros ligueros de octubre y noviembre los ha saldado con victorias.

Todo ello a pesar de que, a priori, sus máximas estrellas, el argentino Nico Gaitán y el extremo español Abel Ruiz, apenas han tenido protagonismo para el técnico Carlos Carvalhal.

El Braga ha descubierto un nuevo talento, el joven Francisco Moura, llamado a seguir los pasos de su tocayo Trincao, que se consagró como la operación más importante del Braga, tras comprarlo el FC Barcelona.

En las seis victorias consecutivas, la escuadra del Braga sólo ha encajado 3 goles, mientras que anotó 13 dianas.

El Benfica ha demostrado en estos 8 encuentros que, de momento, no es el superequipo que ha intentado montar Jorge Jesús y en Liga no es una escuadra demasiado sólida.

El pasado fin de semana venció al Marítimo por la mínima y venía de perder dos encuentros consecutivos contra Boavista y Braga.

Lo mejor en este inicio liguero, las buenas maneras del uruguayo Darwin Núñez, que la pasada jornada no acudió a la cita tras dar positivo de Covid con la selección de su país.

La situación del Oporto es similar a la del Benfica, demasiado irregular en Liga, aunque en Champions ha mostrado madurez y ayer logrón el pase matemático a octavos, a pesar de que aún resta una jornada.

Entre las sorpresas de la Liga Portugal, el modesto Paços de Ferreira que dirige el luso Pepa y cuya manija corre a cargo del centrocampista Stephen Eustáquio, un luso-canadiense cedido por el Cruz Azul de México.

Los de Paços de Ferreira, que ayer ganaron al Moreirense en un partido aplazado, son quintos con 14 puntos y están en puestos de acceso a la Liga Europa.

Por abajo, el Farense es el farolillo rojo y la otra plaza de descenso la ocupa el Boavista, un conjunto que fue confeccionado en pretemporada para estar arriba.

Carlos García

(c) Agencia EFE