Amnistía advierte sobre los planes de un GP en Arabia Saudita

Adam Cooper
·2  min de lectura

El calendario provisional de F1 para 2021 que se mostró a los jefes de equipo en una reunión el lunes incluye una carrera urbana en Jeddah.

A largo plazo está planeado celebrar la carrera en el complejo Al-Qiddiya que se está construyendo en Riad.

La F1 ha estrechado vínculos con el país a través del gigante petroquímico Saudita Aramco, uno de sus principales socios comerciales. La compañía también ha sido el patrocinador principal de los grandes premios de Hungría y España este año.

Arabia Saudita ya ha sido sede de eventos internacionales de carreras de motor como la Fórmula E, que se celebró por primera vez en las calles de Riyadh en diciembre de 2018.

Amnistía Internacional ha denunciado desde hace mucho tiempo las violaciones de los derechos humanos en Arabia Saudita y ha destacado los vínculos del país con el deporte.

A principios de este año cargó contra la fallida adquisición del Newcastle United de la Premier League inglesa a través del fondo soberano del país, conocido como Fondo de Inversión Pública, que también es propietario de Aramco.

El FIP ha realizado grandes gastos a nivel internacional este año, enfocándose en empresas que se han visto afectadas por la crisis del COVID-19, y ha anunciado nuevos intereses en una serie de nombres importantes, incluyendo Uber, BP, Boeing, Citigroup, Facebook, Marriott, Disney, Cisco, Bank of America, Shell, Total, Qualcomm, IBM y Starbucks. También anunció una participación de 418 millones de dólares en Live Nation, una compañía hermana de la F1.

La noticia de una posible carrera de F1 en el país generó una rápida respuesta de Amnistía Internacional.

"La Fórmula 1 debería darse cuenta de que un Gran Premio de Arabia Saudita en 2021 formaría parte de los esfuerzos en curso para lavar el historial de derechos humanos del país", dijo Felix Jakens, jefe de campañas de Amnistía Internacional en el Reino Unido.

"El intento fallido de comprar el Newcastle United no ha disuadido a las autoridades sauditas, que todavía ven en el deporte de élite un medio para relanzar su manchada reputación".

"A pesar de los anuncios sobre el hecho de que a las mujeres Sauditaes finalmente se les permite conducir un coche sin ser detenidas, las autoridades han encerrado y torturado recientemente a varios de los principales activistas de los derechos de la mujer, entre ellos Loujain al-Hathloul y Nassima al-Sada".

Presentación del Gran Premio de Qiddiya.

Presentación del Gran Premio de Qiddiya.<span class="copyright">Qiddiya Grand Prix</span>
Presentación del Gran Premio de Qiddiya.Qiddiya Grand Prix

Qiddiya Grand Prix