AMLO y su nuevo show que exhibe a los 'periodistas mentirosos' de México

·5  min de lectura
MEXICO CITY, MEXICO - JUNE 16, 2021: The President of Mexico, Andres Manuel Lopez Obrador, gesticulates while response the questions of the media during his daily briefing at National Palace on June 16, 2021 in Mexico City, Mexico. (Photo credit should read Luis Barron / Eyepix Group/Barcroft Media via Getty Images)
Foto: Luis Barrón / Eyepix Group/Barcroft Media via Getty Images

Por segunda semana se llevó a cabo, en la mañanera del presidente López Obrador, la sección Quién es Quien en las Mentiras. El objetivo es que “se vaya contando con información, con elementos y tengamos cada vez más una ciudadanía muy consciente, no susceptible de manipulación y que prevalezca siempre la verdad”, según dijo.

El desarrollo de la sección quedó a cargo de Ana Elizabeth García Vilchis, quien aseguró que se trata de “informar con la verdad para que el pueblo de México pueda ejercer su derecho al acceso a la información que le permita formar un criterio con certidumbres”. 

La introducción de la sección Quien es Quién en las Mentiras en el espacio utilizado por el presidente para ejercer su estilo personal de gobernar, utilizando a los medios de comunicación para fijar la agenda de atención en los servicios de información de prensa, radio, televisión y redes sociales en el país, es un paso más en el proceso de confrontación que ha mantenido en contra de algunos periodistas y medios, que no son complacientes con sus dichos y resultados de gobierno.

Si de alguna manera se pudiera concretar la afirmación del presidente López Obrador, de que en su gobierno se admite la réplica, no hay censura, el derecho a la información está garantizado y hay libertad plena, se podría aprovechar la sección como un espacio al que asistieran los críticos a los dichos y hechos de su gobierno. Sería una contribución para consolidar la democracia que tanto le preocupa. La oportunidad para impulsar al pluralismo ideológico que caracteriza al país.

La nueva sección Quién es Quién en las Mentiras sería propicia para que el presidente muestre la fuente de sus “otros datos”, que suelen ser cuestionados por sus críticos para atacarlo. Qué el gobierno, y los que lo critican, presenten sus argumentos y su “verdad” ante el pueblo cada miércoles.

Tiene razón el presidente López Obrador cuando plantea que el país necesita medios que no divulguen mentiras, que se practique un periodismo con ética, que respete a la gente y que, cuando mienta, asuma su responsabilidad. Es un buen deseo que muchos comparten en México.

Algunos medios tienen un código de ética que norma la conducta de los trabajadores y sus directivos, pero en no pocas ocasiones, no es respetado porque se impone la necesidad de subsistir, mediante la venta de tiempos y espacios, en los que se divulga la versión de las cosas de quien paga. Por cierto, que un cliente “frecuente y consentido” es el gobierno.

La sección Quien es Quien en las Mentiras ha servido para exhibir lo que, a criterio de la expositora de presidencia, son mentiras de los periodistas que critican al presidente. Fueron mencionados Javier Tejado, Raymundo Riva Palacio, Héctor de Mauleón, Carlos Loret de Mola, Peniley Ramírez, Emilio Godoy, Salvador García Soto y Joaquín López-Dóriga y medios como Univisión Noticias, Reforma, El País y El Universal.

En la primera edición de la sección la vocera García Vilchis citó, de manera errónea, un contenido informativo de la revista Forbes, que mediante una nota aclaró que “la Presidencia de la República representada por el Lic. Andrés Manuel López Obrador comete una imprecisión al intentar señalar y vincular este artículo informativo con su actual administración y además calificarlo como fake news“.

A través de su cuenta de Twitter, el gobierno se disculpó. “Forbes aclaró que la nota citada en la sección ‘Quién es Quién en las mentiras’ del 30 de junio, corresponde al año 2017; ofrecemos una disculpa al medio”.

Algunos de los críticos reaccionaron calificando a la sección Quién es Quien en las Mentiras como un espacio inquisitorial en el que no existe un manejo profesional de la información y solo se busca imponer, como verdad, el punto de vista del presidente López Obrador.

Es una realidad que los medios y con ellos los periodistas, subsisten de la venta de publicidad, exhibida en sus tiempos y espacios de difusión y en este esquema el “gancho” de venta es la nota informativa y el comentario de los llamados “líderes de opinión”, con los que algún sector del público se identifica.

Para el tipo de periodismo que se práctica en México, entre más atractiva y escandalosa sea la información que se divulga y la credibilidad de la opinión del comentarista o articulista, más se vende su tiempo y espacio. A esta tendencia se han agregado en las redes sociales nuevos servicios informativos, en los que participan algunos de los críticos del presidente López Obrador, que en ocasiones presentan “otros datos”, lo que los convierte en candidatos para ser presentados en el Quién es Quien en las Mentiras.

Para el presidente López Obrador los medios no deberían de utilizar la libertad de expresión para hacer negocio ni operar al servicio de intereses creados que califica como mafias. En realidad, los medios y los periodistas, en buena medida se nutren y llenan sus tiempos y espacios con lo que dice en las mañaneras.

El presidente es visto y escuchado por muchos con toda atención. La consultora política SPIN, según su estudio, señala que “En promedio, el presidente miente o da datos inexactos 88 veces en cada conferencia matutina; en 943 "mañaneras" ha hecho 56 mil 181 afirmaciones falsas”. 

No parece difícil la solución a lo que preocupa al presidente. Si quiere desarmar a sus críticos solo tiene que decir la verdad.

También debes ver:

EN VIDEO: El colmo: asaltan al perro más amable y amoroso del mundo

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.