El amistoso Argentina-Uruguay en Tel Aviv, pendiente de la tensión palestino-israelí

LA NACION
lanacion.com

La cíclica tensión en Medio Oriente abrió un interrogante sobre la programación del amistoso del lunes 18 entre la Argentina y Uruguay en Tel Aviv. Este martes, grupos palestinos respondieron con ráfagas de cohetes sobre Israel como represalia a la muerte en la Franja de Gaza de un jefe militar de la yihad islámica en un ataque del ejército israelí. Las sirenas de alarma sonaron en varias ciudades, incluida Tel Aviv, donde las escuelas y universidades cancelaron las clases.

Ante el temor de que recrudezca una ola de violencia, el clásico rioplatense, con las presencias de Lionel Messi y Luis Suárez, corrió riesgo de ser suspendido, pero los organizadores le transmitieron a la AFA que "la seguridad está garantizada". En las primeras horas del día, del lado uruguayo se especuló con la posibilidad de anular el amistoso. Una fuente de la AFA, citada por la agencia AFP, descartó cualquier alteración: "Nosotros seguimos con la planificación prevista. No tenemos ningún cambio. Desde la organización nos garantizaron la seguridad. Veremos qué pasa en los próximos días". Argentina-Uruguay deben jugar en el estadio New Bloomfield de Tel Aviv.

Por ahora también está confirmado el partido que el sábado próximo disputarán Israel y Polonia en Jerusalén, clasificatorio para la Eurocopa 2020.

El plantel del seleccionado se prepara en Mallorca, desde donde viajará a Arabia Saudita para enfrentar el viernes a Brasil. La incertidumbre por el encuentro en Tel Aviv trajo el recuerdo de la suspensión de un partido en Jerusalén antes del Mundial de Rusia, decisión que fue promovida por el plantel argentino ante las protestas de grupos palestinos en la concentración que realizaba en Barcelona

Qué leer a continuación