Amaury Vergara revela qué problemas encontró al llegar a Chivas

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 16 (EL UNIVERSAL).- Tras el fallecimiento de Jorge Vergara en noviembre del 2019, su hijo Amaury quedó a cargo y tomó el control tanto de la empresa Omnilfe como de las Chivas. Una de sus principales acciones al quedar al frente, fue separar los negocios de suplementos alimenticios y los del futbol.

"Era muy importante marcar la diferencia entre estos dos negocios, ya que antes estaban muy mezclados en términos operativos, y algo que hemos hecho es dividirlos muy claramente", expresó Amaury Vergara en entrevista para la revista Forbes.

Bajo su administración, el club rojiblanco ha tenido cambios en distintas áreas, inversión en instalaciones, en fuerzas básicas e incluso en refuerzos para el primer equipo.

"Había problemas de comunicación en el equipo, que se han ido resolviendo poco a poco. Hemos logrado deshacernos de una competencia interna y los resultados se están comenzando a dar", y agrega que "El reto en Chivas era alejarse de la tabla de descenso y ya lo estamos logrando. El objetivo es no dejar de calificar a las liguillas, inlcuso ser campeones".

Vergara Zatarain confía en que el trabajo en inferiores volverá a poner al Rebaño Sagrado como uno de los principales exportadores de jugadores mexicanos al extranjero.

"La única forma de ser trascendentales es a través de las fuerzas básicas en los siguientes 10 años de Chivas. Ahí están las próximas figuras que se van a exportar hacia el extranjero, para seguir posicionados como exportadores de talento".

Incluso, en el Guadalajara se ha incursionado en el mundo de los E-sports y buscan realizar en el futuro cursos de capacitación para entrenadores, se señala en la revista.

Fue la propia Forbes publicó un ranking en donde Chivas está colocado como el club más valioso de México y en sitio número seis en el continente americano, con un valor de 311.5 millones de dólares.

Para el hijo de Vergara Madrigal, ser la cabeza en el Guadalajara conlleva una responsabilidad con el país: "Siento un alto grado de responsabilidad porque creo que esta institución tiene un papel muy importante para México". Además, entiende que por tratarse de un equipo como Chivas, implica atender distintas situaciones en todo momento, "No ha sido nada aburrido. Estar en Chivas es una actividad de 24 horas los siete días de la semana. Todo el tiempo está sucediendo algo", declaró.