América supo levantarse

·2  min de lectura

Édgar Luna Cruz

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 10 (EL UNIVERSAL).- Cuando los disparos del defensa del Guadalajara, Cristian "Chicote" Calderón, eliminaron al América en los cuartos de final del Guardianes 2020, algo se rompió en las Águilas. Era el inicio del fin de una era, la de Miguel Herrera, que concluyó días después, cuando en la Concachampions el LAFC de Carlos Vela los echó en las semifinales.

Ahí comenzó la reingeniería de las Águilas.

Joaquín Balcárcel, presidente del Comité de Futbol de Televisa, decidió que era momento de hacer cambios a fondo, romper el tándem Santiago Baños-Miguel Herrera y renovar al equipo.

Comenzó por tomar la decisión de traer a un técnico nuevo, que no estuviera viciado con el ambiente del futbol mexicano, pero que también supiera qué significa dirigir al América: el elegido fue Santiago Solari.

Ya en temas de la cancha, no se pudo lograr todo lo requerido. Nadie llegó a reforzar la zaga, pero en el medio campo se cubrió un gran hueco dejado por Guido Rodríguez, el de pivote y se contrató para ello a Pedro Aquino, el mejor volante central en el futbol mexicano en los últimos años.

Por recomendación de Solari se contrató a Álvaro Fidalgo, volante español que llegó para dar variedad al ataque y provocar competencia con gente como Sebastián Córdova.

Y en la delantera, aunque no hubo sangre nueva, se cambió la cara. Se ha rescatado de la indolencia a Roger Martínez, lo que ha generado mucha más lucha por la titularidad entre Henry Martín y Federico Viñas.

Hacia el interior del club, se cambió el mando en las fuerzas básicas, diciéndole adiós a un símbolo como Alfredo Tena, para traer al español Raúl Herrera.

Toda esta reingeniería ha colocado al América lejos de los escándalos mediáticos. A tres meses de aquellos Chicotazos, las Águilas supieron levantarse.

Y viene el Clásico.

* LOS CAMBIOS

Jugadores. Aunque llegaron pocos refuerzos, éstos lo hicieron en puestos claves.

Técnico. La entrada de Solari refrescó el vestidor azulcrema, con una nueva visión y trato.

Directiva. Las decisiones ahora son analizadas más a fondo por los altos mandos.