América sin prisa en "sacrificar" al extranjero

·1  min de lectura

Ramón Treviño

CIUDAD DE MÉXICO, enero 8 (EL UNIVERSAL).- Santiago Solari, estratega del América, evitó responder a la interrogante acerca de quién será el extranjero "sacrificado" por el club.

En Coapa sobra un futbolista, uno de los 12 no formados en México que tienen las Águilas en su vestidor, entre ellos dos lesionados, Bruno Valdez y Nicolás Castillo, y un par de indisciplinados, Roger Martínez y Andrés Ibargüen. "Los jugadores que tengo en el equipo son importantes. Veremos cuando cierre el libro de pases, tomaremos esa decisión", contestó.

En el reglamento de la Liga MX, se señala que los clubes pueden registrar a 11 futbolistas que no hayan sido formados en México. Por segundo torneo consecutivo, el América sobrellenó el lugar para los extranjeros, pero previo al Guardianes 2020 no enlistaron a Castillo, quien se encontraba en recuperación tras sufrir una trombosis.

El chileno ha mejorado en salud y su regreso a las canchas podría darse a finales de febrero o principios de marzo. Valdez, defensa titular en la era de Miguel Herrera, sufrió rotura de los ligamentos cruzados de la rodilla derecha y sería dado de alta aproximadamente en las mismas fechas que el atacante.

La directiva azulcrema, encabezada por Santiago Baños, ha fracasado en negociar las salidas de los colombianos Martínez e Ibargüen. En caso de que no logren transferir a uno de estos jugadores, un profesional se quedará en Coapa sin tener actividad durante el próximo semestre. "Para mí, la plantilla que entrenó hoy (ayer), es la que tenemos. Con lo que se defina, a partir de fin de mes, trabajaremos igual".