América deja ir la cima de la Liga MX en los últimos minutos

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 1 (EL UNIVERSAL).- América no es espectacular, no es dominante, no alcanza a gustar. Y le empataron al final del juego. Las Águilas tuvieron en sus manos su segunda victoria consecutiva y hasta el liderato de la competencia, pero se les cayó y todo quedó en un empate a un gol frente a Santos Laguna.

Los capitalinos llegaron a siete puntos, mientras que los laguneros arribaron a ocho. El juego no fue espectacular. América dejó atrás ese vértigo de sus primeros tres duelos y fue más cauteloso, no desgastándose, no descuidando la defensa, no siendo kamikaze, ni tampoco demasiado atrevido. Habría que entender que Solari juega con lo que puede, sin su cuota de extranjeros completa, metiendo de inicio a ocho mexicanos, tres de cantera, destacando el joven Naveda.

Casi le sale. Las pocas llegadas que tuvo el América en la primera parte fueron por tiros de larga distancia. El portero santista Carlos Acevedo no llegó muy seguro de manos, escupía el esférico, así lo hizo en el tiro de Leo Suárez que Henry Martín aprovechó para abrir el marcador (42').

Santos quiso, pero no pudo. La bien plantada zaga americanista mantuvo anclada a Juan Otero, quien fue rebotado una y otra vez. Hasta que, ya en la parte final del juego, vino un tiro centro por la derecha, el cual rebotó Óscar Jiménez, la pelota quedó muerta y el joven Santiago Muñoz igualó con un cabezazo (82'). Solari metió a Roger Martínez, y nada pasó; también a Federico Viñas, y pasó desapercibido. El empate fue lo más justo en un juego que se quedó muy lejos de las expectativas.