América no consuma hazaña y es eliminado

·2  min de lectura

Édgar Luna Cruz

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 17 (EL UNIVERSAL).- El análisis profundo se hará más adelante. ¿Qué falló en el América?, ¿la directiva?, ¿los refuerzos?, ¿la dirección técnica?, ¿los jugadores? Lo cierto es que las Águilas dieron un partidazo, cayeron con la cara al sol, y aunque ganaron (4-2), fueron eliminadas por el Pachuca, porque en el global (5-5), los Tuzos anotaron mayor cantidad de goles como visitantes.

Al final de cuentas, esto es un gran fracaso para el americanismo, primero en la era Solari, quien ni siquiera llegó a las semifinales, a las que siempre arribaba Miguel Herrera. Habrá que juzgar con severidad al argentino, pues no cumplió con las expectativas, no supo manejar los momentos clave del juego, más allá de que sus jugadores sudaron sangre para tratar avanzar.

Pero Pachuca también luchó, nunca se dio por vencido, y se ha convertido en el Matagigantes de la Liguilla. Ya derrotó a Chivas, ya se quitó de encima al América... Y sigue Cruz Azul.

El cuadro tuzo entendió que tenía que morir de algo, debía atacar para tratar que el América se deprimiera, pero Roger Martínez decidió dar el paso contundente a crack y sacó un rayo que venció la estirada de Ustari, para meter el 3-1, el que daba el pase (52’), en un claro acierto de Solari, quien lo hizo cambiarse de banda para la segunda parte, y así aprovechar el perfil cambiado.

Todo estaba listo para plasmar la hazaña americanista, pero Pachuca fue por su resto. Felipe Pardo disparó y Bruno Valdez cometió un penalti, que Gustavo Cabral hizo gol (64’). El final.

Los directores técnicos

S. Solari arriesgó, pero no supo controlar cuando tuvo el pase en las manos; Paulo Pezzolano se salvó gracias a lo hecho en la ida.