Alves intentará recordar al Barça lo que se están perdiendo

Por Richard Martin
Dani Alves era un ganador nato con el Barcelona, y aún así el brasileño nunca se sintió querido en el club catalán. El martes tendrá una oportunidad de demostrar lo que se está perdiendo cuando la Juventus se enfrente a su anterior equipo. En la imagen, Alves celebra su segundo gol en el partido de octavos de Champions entre el Oporto y la Juventus en el estadio Dragao de Oporto, el 22 de febrero de 2017. Reuters/Rafael Marchante

Por Richard Martin

BARCELONA (Reuters) - Dani Alves era un ganador nato con el Barcelona, y aún así el brasileño nunca se sintió querido en el club catalán. El martes tendrá una oportunidad de demostrar lo que se está perdiendo cuando la Juventus se enfrente a su anterior equipo.

El partido de ida de cuartos de final de Liga de Campeones en el estadio de la Juve será la primera vez que Alves se enfrenta al Barça desde que se marchó a Turín el verano pasado.

Alves fue uno de los arquitectos del dominio del Barcelona en el fútbol español y europeo en los últimos años.

Ganó 23 títulos en ocho temporadas en el Nou Camp, entre ellos tres Ligas de Campeones y seis títulos de Liga.

El lateral derecho dio 42 asistencias a Lionel Messi, más que ningún otro jugador, y logró un total de 100 asistencias en la liga.

Antes del triunfo en la final de la Champions de 2015 contra la Juventus, Messi alabó a Alves como el mejor lateral derecho del mundo, diciendo: "Es muy difícil encontrar un jugador como él hoy".

Un año después, no obstante, se marchó del Nou Camp como agente libre, anunciando su salida tras concluir la temporada 2015-16.

Pese a comprender de forma brillante a sus compañeros de equipo en el campo, el estilo ostentoso de Alves fue a menudo considerado una muestra de poco profesionalismo por parte de la jerarquía del club.

Sus posts a veces llamativos en las redes sociales ha irritado frecuentemente a los aficionados. En un momento el año pasado, atrajo críticas de aficionados cuando publicó un vídeo suyo disfrazado de mujer y diciendo que la eliminación del Barça de la Champions era "sólo un partido de fútbol".

En una entrevista este año con el diario ABC, Alves criticó a la directiva del Barcelona.

"Los que hoy dirigen el Barcelona no tienen ni idea de cómo tratar a sus futbolistas, dijo.

"Fueron muy falsos y desagradecidos. No me tuvieron respeto. Solo me ofrecieron renovar cuando le sancionó la FIFA. Entonces es cuando yo entré en juego y firme una renovación con cláusula libre".

"A mí me gusta que me quieran, y si no me quieren, me voy".

La salida de Alves dejó un agujero en el equipo. El club optó por no fichar un sustituto, dejando que Aleix Vidal y Sergi Roberto cubrieran su puesto.

Vidal no ha contado mucho para Luis Enrique y cuando recuperó su plaza en el equipo se lesionó para el resto de la temporada, mientras que Roberto ha tenido una temporada desigual.

(Información de Richard Martin; Traducido por Emma Pinedo)