Altamirano sabe que los Gallos dependen de sí mismos para calificar

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 26 (EL UNIVERSAL).- Héctor Altamirano saltó y gritó. Sus Gallos Blancos vencieron (1-0) al FC Juárez, frente a su gente en el estadio La Corregidora y tienen en sus manos el boleto a la reclasificación del Guardianes 2021.

"Así soy, así vivo el futbol. estaba muy emocionado por tener a la gente en el estadio y era importante darle esa alegría a la afición", dijo el joven entrenador, por su brinco y el del Querétaro, ubicado en la posición 11 en la tabla.

"El equipo mostró deseo de ganar y un compromiso importante al defender. Estoy muy contento con el plantel y agradezco a la afición, porque nos inyectaron algo que no teníamos antes. El compromiso de cada uno de los jugadores se mostró sobre la cancha", añadió el timonel.

"Este partido debía sostenernos para la última jornada y no depender de nadie. El equipo está sólido en la defensa y quiero felicitar al equipo por su entrega". Una victoria, la próxima semana en León, le garantiza la clasificación, incluso, si el Atlas queda en último lugar de la tabla de cocientes, entra.

Mientras que Alfonso Sosa, DT de los Bravos, reconoció lo que le hace falta a su equipo: "Cuando un equipo se le dificulta definir, cuesta goles y partidos. Eso es lo que debe analizarse, porque los detalles de dan o te quitan, y hoy nos quitó".

Los fronterizos pagarán 50 millones de pesos, al quedar en el antepenúltimo lugar en la porcentual, pero todavía quieren cerrar con dignidad –la próxima semana ante el Toluca– el Guardianes 2021. "Queremos cerrar bien el torneo, aprovechar el partido de local y pensar en lo que viene".