No hay duda, la magia de Alonso sigue intacta

Oriol Muñoz
·3  min de lectura
BAHRAIN, BAHRAIN - MARCH 27: Fernando Alonso of Spain driving the (14) Alpine A521 Renault on track during qualifying ahead of the F1 Grand Prix of Bahrain at Bahrain International Circuit on March 27, 2021 in Bahrain, Bahrain. (Photo by Bryn Lennon/Getty Images)
Fernando Alonso vuelve a asombrar en la primera clasificación de la temporada en Baréin después de estar dos años lejos de la F1 Foto: Getty Images

39 años. Dos años fuera de la F1. Estrenando equipo con una pretemporada bastante discreta. Teniendo en cuenta todos estos alicientes, lo lógico sería pensar que la primera clasificación del Fernando Alonso con Alpine no sería de las mejores de su carrera. Por suerte, el asturiano ya se ha encargado de darnos una grata sorpresa, por enésima vez.

Alonso ha finalizado noveno en una clasificación de auténtica locura en Baréin. A pesar de no estar ni mucho menos en un monoplaza para luchar entre los diez más rápidos, la magia del bicampeón del mundo han hecho el resto para poder contrarrestar cualquier tipo de defecto en el coche. Cada vez se siente más cómodo y muestra de ello es que cada vuelta cronometrada que ha hecho ha mejorado la anterior. Al final se ha quedado a 1.2s del tiempón de Verstappen, la otra gran figura del día.

El español nunca ha dejado el mundo de la competición con el Dakar, la Indy o el WEC. Esto ayuda a mantener el ADN competitivo, pero dos años fuera del Gran Circo son muchas carreras fuera del ruedo. Lejos de que se notara esa ausencia, el asturiano se ha adaptado muy bien de nuevo a la F1 y el hecho de que haya exprimido el rendimiento más allá de lo que el Alpine le puede dar nos ha vuelto a trasladar a esos años donde piloto está por encima del nivel de la máquina.

A seis meses de cumplir los 40 años, la pasión por este deporte la sigue a todas partes. Solo hace falta ver la rueda de prensa posterior a la clasificación de hoy cuando, irónicamente, ha dicho que estaba ‘oxidao’ haciendo referencia a los que dudaban por su edad. Una sonrisa de oreja a oreja deja claro que está aquí porque se siente competitivo, porque sabe que aún puede dar espectáculos como el de hoy en Sakhir. No debemos dudar de él y está aquí para recordárnoslo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Una prueba más de que hoy ha estado por encima de sus posibilidades, es ver donde ha terminado Ocon y el resultado de ambos en los libres de ayer. Ocon se ha quedado con el mismo monoplaza en la Q1, en 16º puesto. Es cierto que Mazepin le ha molestado en su último intento pero en sus primeras vueltas el nivel no era para tirar cohetes. En los libres de ayer tanto el francés como el propio Fernando sufrieron mucho, tanto a una vuelta como en ritmo de carrera. Los galos solo estaban por delante de Haas y de Williams y nos hacían presagiar un sábado muy complicado. Para Ocon lo ha sido, para Alonso nada en absoluto. En condiciones complicadas se siente como pez en el agua.

Que Vettel se haya quedado en Q1 y que tanto Tsunoda con el AlphaTauri como Pérez con el Red Bull hayan errado su intento con medios en Q2 ha ayudado a que Alonso esté entre los diez primeros. El noveno puesto, pero es mucho más de lo que se podía pedir hace menos de 24 horas. Mañana seguramente tocará sufrir un poco más porque la velocidad punta en recta, muy importante en este primer GP y el ritmo de carrera no es para estar luchando por los puntos. Pero con la magia demostrada hoy y las salidas a las que nos tiene acostumbrados Alonso, ¿por qué no creer? Motivos por ilusionarnos ya nos los da de sobras.

Otras historias que te pueden interesar