Almirón sobre sus primeros 100 días: "Estoy contento y disfrutando día a día"

Agencia EFE
·2  min de lectura

Elche (España), 4 dic (EFE).- El argentino Jorge Almirón, que cumple 100 días como entrenador del Elche, dijo sentirse "contento y disfrutando día a día" de su primera experiencia en el fútbol español.

Tras dirigir en México, Argentina, Colombia y Arabia Saudí, Almirón fue anunciado como entrenador del Elche el 26 de agosto, apenas tres días después de que el conjunto ilicitano lograse el ascenso a la máxima categoría del fútbol español. En ese tiempo, el técnico ha logrado que el Elche, pese a tener el límite salarial más bajo de LaLiga, no se acerque a la zona de descenso, aun con dos partidos pendientes de disputar por haber concluido más tarde la temporada pasada.

“No lo tenía muy en cuenta, porque estoy centrado en los entrenamientos, pero han pasado rápido. Estoy contento y disfrutando día a día. El equipo tuvo que armarse rápido y estoy conforme por cómo van las cosas y las expectativas", dijo este viernes, al ser preguntado en rueda de prensa por cómo había vivido esos primeros cien días.

Almirón se refirió también al Villarreal de Unai Emery, próximo rival. “Tienen posesión, calidad y un sistema determinado, pero eso ya lo sabemos, por lo que hay que pensar y enfocar en lo nuestro”, dijo el entrenador, quien elogió la “jerarquía” de los jugadores y del técnico del Villarreal.

Almirón reconoció que el desgaste de la Liga Europa puede ser “incómodo” para el rival, si bien recordó que tanto el entrenador como los jugadores tienen experiencia para gestionar estas situaciones.

El preparador argentino aseguró que, pese a que el entorno del Elche pueda pensar que es un partido “perdible”, su equipo lo afronta con la máxima ilusión por competir y puntuar.

Cuestionado por cómo se defenderá su equipo si no logra arrebatarle la posesión al Villarreal, Almirón bromeó al señalar: “Viajamos con dos buses, uno para los jugadores y otro para los técnicos”.

“Me puedo imaginar el partido de muchas maneras, pero vamos bien. Los jugadores están creciendo, cada vez mejor y los entrenamientos son más intensos”, explicó.

Almirón, que confirmó que la única baja es la del sancionado Lucas Boyé, no descartó la posibilidad de comenzar a realizar rotaciones ante el exigente calendario que se avecina y admitió que le gustaría encontrar su once tipo tras no haber repetido nunca una alienación.

“No es lo mismo jugar ante el Cádiz de local que visitar al Villarreal”, justificó el entrenador, quien recordó que necesita tiempo para conocer a su plantilla y que los jugadores alcancen su mejor nivel.

(c) Agencia EFE