Almada acusa a Nacho Ambriz de provocar bronca

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 2 (EL UNIVERSAL).- Cerca del final del partido, al ir a buscar un balón, Fernando Gorriarán tuvo una discusión con Nacho Ambriz, técnico del León, lo que provocó que Mosquera, defensor Esmeralda se encarara con el futbolista lagunero.

Pero eso no quedó ahí, cuando terminó el partido, los ánimos seguían calientes y en el vestidor hubo empujones y demás. "El técnico de ellos le faltó al respeto a un jugador nuestro y eso no lo vamos a permitir", dijo Guillermo Almada, entrenador de Santos.

"Entre jugadores queda adentro, ahí termina, pero Gorriaran no provocó esta situación, el entrenador le faltó al respeto a los jugadores y no lo vamos a permitir. Esto no lo provocamos nosotros, provocaron a un jugador nuestro. En el túnel hubo un tumulto de gente y nada más".