¿Son los alimentos congelados igual de nutritivos que los frescos?

Yahoo Finanzas

Los alimentos congelados cada día se compran más en España: de acuerdo con las cifras de 2018, las ventas de estos productos aumentaron en un 3,5% respecto al año anterior. No obstante, existe una idea generalizada de que congelados son peores para la salud que los frescos, puesto que no retienen los nutrientes con la misma capacidad que los frescos, pero los profesionales de la nutrición aseguran que es un mito.

Numerosos estudios desmienten esta creencia, entre ellos, el realizado por un grupo de nutricionistas y científicos de la Universidad de Georgia publicado en el Journal of Food Composition and Analysis. Los investigadores compararon los valores nutricionales de varias frutas y verduras tanto frescas y congeladas, recién compradas y al cabo de cinco o seis días en la nevera. Pudieron comprobar que, después de casi una semana en refrigeración, las propiedades de ambos se mantenían en valores prácticamente idénticos.

También de interés:

Desplázate para continuar viendo el contenido.
Anuncio
Los estudios científicos han demostrado que no hay prácticamente diferencias nutricionales entre los alimentos frescos y los congelados. Foto: Getty Images.
Los estudios científicos han demostrado que no hay prácticamente diferencias nutricionales entre los alimentos frescos y los congelados. Foto: Getty Images.

La razón es muy sencilla: congelar un alimento interrumpe su proceso de evolución natural, es decir, el producto se degrada de una forma mucho más lenta. Las frutas y verduras utilizadas como muestra para el estudio habían sido congeladas justo después de su recolección, por lo que sus propiedades se mantuvieron casi intactas hasta el momento de su descongelación. De hecho, son los alimentos frescos los que pierden vitaminas si se dejan en la nevera demasiado tiempo.

Otro estudio realizado por la Federación Británica de Alimentos Congelados llegó a conclusiones similares: en dos terceras partes de los alimentos usados, las frutas y verduras congeladas tenían mayores niveles de vitamina C que las frescas que habían pasado varios días en la nevera.

Los congelados ofrecen muchas ventajas

Son sanos. Eso sí, es necesario diferenciar entre alimentos naturales congelados y alimentos procesados congelados. Es evidente que pizzas, croquetas, lasañas o patatas fritas son alimentos ya de por sí poco saludables y que, en su versión congelada contienen aditivos y conservantes. No obstante verduras, frutos rojos o pescado congelado sí son recomendables.

Se puede ahorrar tiempo. No es lo mismo comprar alimentos precocinados que crudos y congelados, que debemos preparar de todas formas en casa. Comprar congelados, por tanto, nos ahorramos lavar, cortar y preparar frutas y verduras. No hay que ir tan a menudo a la compra, puesto que los alimentos se congelan y se pueden almacenar durante meses.

Se ahorra dinero. Por último, y no por ello menos importante, los alimentos congelados son, por lo general, más baratos que los frescos. Al final, el ahorro es el ahorro, y si la calidad es idéntica, pocos argumentos hay para querer pagar más.

También está el ‘truco’ de comprar alimentos frescos y congelarlos para irlos consumiendo poco a poco, ahorrándonos el dinero que supondría adquirirlos fuera de temporada. Una buena argucia que además colabora a respetar el medioambiente.

Laotracaradelamoneda

IDNET Noticias

Qué leer a continuación