Alfredo Palacios y la discusión que lo distanció de su querida Verónica Castro

·4  min de lectura
Fotos: Getty
Fotos: Getty

Por Luis Moreno

El fallecimiento de Alfredo Palacios cimbró el medio del espectáculo en medio de un año que en general ha sido bastante agitado. El legado de este estilista mexicano no solo fue en lo profesional, sino también en cuestiones sociales ya que fue amigo de muchas celebridades que lo recuerdan con cariño.

Además de peinar y realizar tratamientos de belleza para sus clientas, fue también un confidente que tuvo el tino de la discreción. Maribel Guardia dijo que Alfredo se llevó muchos secretos a la tumba, y sin embargo el mayor de ellos sigue causando especulaciones entre el público: el distanciamiento entre Alfredo Palacios y Verónica Castro. ¿Cómo se torció la relación entre ambos?

Durante muchos años la amistad entre Verónica Castro y Alfredo Palacios fue ícono en ambiente del entretenimiento en México. La dupla era perfecta. Ella, la conductora de mayor fama en América Latina y él, su fiel escudero, quien la aconsejaba y embellecía antes de salir al set de La movida y Mala noche, ¡no! Pero entre ellos había además un vínculo afectivo, Palacios no solo era un estilista, era un consejero, alguien con quien Verónica se podía desahogar.

La relación era tan profunda que Alfredo Palacios no se lo pensaba dos veces cuando Verónica Castro solicitaba sus servicios. Aunque ella estuviera en Nueva York, él tomaba el primer vuelo que podía para ir a atenderla. La confianza entre ambos era tal que Alfredo decía que ella en ocasiones ni siquiera le pagaba lo del avión y el hotel, pero aún así acudía gustoso con ella, quien a fin de cuentas había sido muy importante para que él se consolidara en el gremio.

La amistad, sin embargo, llegó a su fin hace más de diez años. Nadie supo exactamente la razón y en ello influyó la discreción de Verónica y la postura reservada que Alfredo Palacios tenía respecto a su círculo cercano. Aun así hay indicios, reconocidos por el propio Alfredo en su momento, de que la molestia vino por parte de ella, una cosa que él lamentaba mucho ya que sentía haber dado todo lo que podía.

La gota que derramó el vaso de esta amistad fue menos espectacular de lo que cualquiera pudiera creer. Según el testimonio del propio Alfredo, la molestia de Verónica surgió por una charla en la que ambos estaban hablando sobre otra persona, por alguna razón los ánimos se caldearon y Alfredo prefirió retirarse después de algo que ella dijo y que le molestó. “No tenía yo el humor de aguantar lo que contestó”, dio a conocer en una entrevista al programa De primera mano. Una “cosa tonta”, como él la calificó, arruinó una amistad que había durado más de dos décadas.

Hace apenas un año, luego de su salud empezara a deteriorarse, Alfredo Palacios reveló ese secreto, el de su distanciamiento de Verónica Castro que fue menos grandilocuente de lo que cualquiera pudiera esperar. Por desgracia las relaciones de toda una vida pueden caerse así, por detalles insignificantes que por orgullos y egos ya luego nunca se componen. De todos modos, Alfredo Palacios mantuvo hasta el final su cercanía con la madre de Verónica, Socorro Castro, quien falleció también este 2020, en abril.

Con Verónica tuvo un intento de acercamiento. Según Alfredo ya no había “bronca” e intentaban iniciar una “nueva relación”, aunque no entró más en detalles. Es probable que después de tantos años la amistad ya no fuera igual, pero al menos parece que ya no hubo malas sensaciones entre ambos. El cariño entre ambos fue tan grande que Alfredo Palacios fue el padrino de Christian Castro, el hijo de Verónica y el Loco Valdés, el cómico que también murió hace unos meses.

View this post on Instagram

#EnElRecuerdoCon @vrocastroficial

A post shared by Alfredo Palacios (@saludybellezaap) on

Quizás ese acercamiento entre Verónica y Alfredo en el último año no haya sido tan profundo como en los momentos más intensos de mayor cercanía, pero al menos fue suficiente para limar asperezas. Así lo muestra el cariñoso mensaje que la Castro dejó hoy en Instagram para despedirse de Alfredo. "Compadre te adelantaste, Descansa en paz".

Alfredo Palacios era un hombre de origen muy humilde que antes de alcanzar la fama y ser conocido como “el estilista de las estrellas" trabajó como garrotero, intendente y una serie de empleos que le ayudaron a ahorrar para fundar su primer salón de belleza. La conductora radiofónica Maxine Woodside contó que Alfredo Palacios llegó hace décadas a Ciudad de México proveniente de un pueblito. El objetivo que tuvo desde joven fue cumplir sus sueños en la gran ciudad. Y aunque comenzó viviendo en un cuarto de azotea, al poco tiempo se hizo de fama.

Al principio fue un simple estilista para la mujer que le rentaba, pero la habilidad de Palacios pronto se pasó de boca a boca, lo que le permitió llegar a más gente hasta ser el estilista de luminarias como María Félix, Lucía Méndez, Angélica María, Irma Serrano, María Victoria y Laura León. Con ninguna de ellas, no obstante, tuvo la misma complicidad que con Verónica Castro, una amistad que queda para la historia.

También debes ver:

Algo tiene el jabón Zote que ha hipnotizado a cientos de miles con este video

Gobernador de Yucatán presume entrega de viviendas, es decir, de un solo cuarto. Y así le fue

Denuncian a H&M de Veracruz porque exempleado compartió fotos de mujeres en los probadores

EN VIDEO: Incluso los gatitos no pueden romper la compostura perfecta de este monje