Alfredo Cahe, histórico médico de Maradona: "Así, Diego es inmanejable"

LA NACION
·3  min de lectura

Después de la operación del martes pasado de un hematoma subdural en la cabeza, Diego Maradona continúa internado en la Clínica Olivos. "Estamos seguros de que Diego va a estar hasta el lunes aquí", dijo el neurocirujano Leopoldo Luque, uno de los encargados de la cirugía, que solicitó una opinión de Alfredo Cahe, médico personal del ex futbolista durante tres décadas, hasta 2007. La mirada de este último resulta preocupante: "Así, Maradona es inmanejable y va a deteriorarse cada vez más. Hay que tomar el toro por las astas y ponernos firmes".

El campeón y estrella del Mundial México 1986 mostró señales de inestabilidad cuando apareció el viernes pasado en el estadio de Gimnasia y Esgrima La Plata, equipo al que dirige, en el día de su cumpleaños 60. Se retiró sin ver el 3-0 propinado a Patronato por la Copa Liga Profesional. El lunes fue hospitalizado en La Plata, con síntomas de deshidratación y anemia y el martes se le detectó el edema subdural en una tomografía, por lo cual Maradona fue trasladado a Olivos y se lo intervino prontamente.

La salud de Diego Maradona: la frase del médico Leopoldo Luque para explicar "lo difícil que es Diego"

"Ahora lo tenemos sedado. Uno ya tiene experiencia de tantos años anteriores, y sabemos todos los pasos que hay que transitar. Él quiere irse. En cuanto toma lucidez total y le bajamos la medicación, quiere irse", aseguró Cahe, el especialista que llevó a Maradona a Cuba a comienzos del milenio para que tratara su adicción a las drogas.

"Ahora a Diego hay que limpiarlo y después veremos. Estamos en la etapa de limpiarlo totalmente. Sigue siendo un paciente muy complicado y va a requerir de asistencia permanente", explicó Cahe en TyC Sports.

Mientras la recuperación avanza, el doctor explicó las dificultades del proceso: "No soy yo el que tiene que decir si debe volver a trabajar en el corto plazo. Hay mucha gente metida en ese tema, pero no me caben dudas de que tengo que ponerme firme y después de este período agudo definir el pronóstico y cuál va a ser el tratamiento de Diego. Siempre que él lo acepte...".

El médico acompaña al ex futbolista desde que éste tenía 16 años y estuvo junto a él en cada momento difícil de su vida. "Pido tiempo y una planificación familiar, y del entorno que se ha constituido al lado de Diego. Compaginar todo eso no es fácil. El alcohol es una droga. Si fuera un paciente común, lo internaría tres meses en un sanatorio para adictos y Diego se recuperaría, pero ahora no estamos pensando en eso; iremos paso por paso", dijo Cahe.

La salud de Diego Maradona: la frase del médico Leopoldo Luque para explicar "lo difícil que es Diego"

El próximo parte médico será difundido el lunes. Maradona necesita unos días más en la clínica antes de volver a su domicilio para continuar con la recuperación. "Hay que tratar de convencerlo por todos los medios; a medida que va mejorando, el convencimiento es mayor. Nunca me adelanté con Diego, siempre fuimos paso por paso. De a poco logramos convencerlo de algunas cosas. Creo que él va a tomar conciencia de lo que tuvo. Todavía no sé si tomó conciencia", remarcó el doctor. Que concluyó refiriéndose a lo que el director técnico tiene por delante: "El futuro de Diego es una incógnita. Sólo puedo decir que tiene que estar cerca de sus hijas. Hace años Diego dejó de consumir. Su adición cercana es el alcohol y los ansiolíticos. Hoy él tiene que entender que Luque le salvó la vida. Y no puede irse así como así de la clínica".

Hinchas de Gimnasia en una clínica donde fue internado Maradona.
Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Hafford