Alfredo Berti contó qué pasó con su salida de Central Córdoba y le apuntó a Alexis Ferrero

Leonel Rodríguez
·4  min de lectura

SANTIAGO DEL ESTERO.- Apenas fueron seis partidos los de Alfredo Jesús Berti y su cuerpo técnico al frente de Central Córdoba de Santiago del Estero en la Copa Diego Armando Maradona. Si bien su salida no fue una sorpresa en el "mundo ferroviario", por su desgastada relación con algunos dirigentes, no dejó de llamar la atención cómo decidió romper el silencio y cargó duramente contra el ex defensor de River, Alexis Ferrero, manager del club y actualmente uno de los técnicos a cargo, junto con Sebastián Scolari.

Berti se tomó unos días y eligió el momento para hablar. En una charla en Radio Colonia, con el programa, "¿Cómo te va?" fue contundente: "Nos fuimos de Central Córdoba con mucho fastidio, y hablo para que se sepa la historia y porque no voy a quedar como un boludo importante". En la entrevista, el ex DT del equipo santiagueño, contó: "Tuvimos que armar un equipo nuevo, se fueron 20 futbolistas y también llegaron esa cantidad de jugadores. El manager (Alexis Ferrero) nos propuso un proyecto a mediano plazo, ya que a largo plazo es imposible en el fútbol argentino"

Patronato-Aldosivi, Copa Diego Maradona: el Tiburón acertó una vez con Andrada y se llevó los tres puntos de Paraná

No se detuvo, estaba dispuesto a dejar en claro por qué tuvo que dejar su cargo: "La idea era recorrer el primer torneo con la posibilidad de ver jugadores, tratar de que los futbolistas nivelen las cargas de la pretemporada en un certamen de seis fechas. Sin embargo, nos invitaron a que nos vayamos y la realidad es que, a los dos días, aparece como entrenador el manager deportivo del club".

Y continuó: "Es bueno aclararlo porque después pasa el tiempo y nunca se deja nada en claro. Pero soy respetuoso con la gente de Santiago del Estero, pero tampoco quedó claro mi salida del club de la forma en la que se dio, y que luego se clarificó con la llegada de Ferrero al cuerpo técnico. No actúa para nada bien con los códigos del futbol".

Ante este escenario LA NACION intentó charlar con el manager Alexis Ferrero, pero el ex futbolista prefirió no responder a los dichos de Berti y sólo contestó: "La verdad que no me interesa responderle, cada uno sabe quién es y qué hace".

Fueron seis los partidos que Berti dirigió en el equipo santiagueño, cosechando un solo triunfo de visitante, ante Defensa y Justicia, contra quien empató de local, y luego perdiendo ida y vuelta con Colón de Santa Fe, cayendo de local con Independiente, empatando en Avellaneda. Obtuvo 5 puntos de los 18 que disputó y en la tercera fecha el cuerpo técnico y el plantel tuvo la desagradable "visita" de la barra brava.

Berti aseguró que todo lo expresado en la entrevista "se lo dije personalmente a Ferrero", y que se lo graficó con ejemplos: "Yo no lo veo en River Plate a Enzo Francescoli haciéndose cargo del equipo en una salida de Marcelo Gallardo. Tampoco lo veo a Milito, haciéndose cargo en Racing tras una salida de Beccacece. Lo que era un proyecto serio se descomprimió con lo que hizo el manager para quedarse como entrenador. A Ferrero lo va a juzgar todo el fútbol argentino".

Evidentemente dolido y molesto por las formas en las que se terminó su corto proceso en Central Córdoba, Berti dejó cada detalle a la luz: "A mí me termina frustrando lo que hace el manager. No me parece nada serio que, siendo manager deportivo, en cinco minutos se transforma en entrenador". Y amplió : "Armamos un equipo juntos, trabajamos en todo, trajimos futbolistas, y sacamos el 37% de los puntos, a comparación de otros equipos como Racing, Rosario Central, Vélez y Newell´s Old Boys que tampoco clasificaron entre los dos primeros. Me pareció muy extraño todo el movimiento que hubo, con el agregado con la invitación a que nos vayamos".

Manchester United-Leeds: horario y TV de un clásico de la Premier League

Por ultimo insistió en su "desilusión" con el manager "ferroviario" al afirmar: "Me defraudó Ferrero y se lo dije en la cara, que no fue correcto lo que hacía. Y hablo para no quedar como un boludo importante, porque si me calló, le permito a cualquiera que diga cualquier cosa".