Alex Dyer: indignación en Escocia por la carta discriminatoria que recibió el DT de Kilmarnock

LA NACION
·2  min de lectura

KILMARNOCK, Escocia.- Alex Dyer, técnico del club Kilmarnock que juega en la máxima categoría de Escocia, recibió el lunes una carta repleta de insultos racistas, que fue enviada a las instalaciones del equipo.

Kilmarnock señaló que condena firmemente la carta dirigida a Dyer, quien se convirtió en el único técnico negro en la liga a mediados de este año, cuando el club lo contrató.

Lo que Facundo Campazzo dejó atrás por 17 segundos en la NBA

"Estamos trabajando con la policía de Escocia para identificar a cualquier individuo involucrado en este acto asqueroso, y buscaremos las medidas más severas que podamos tomar en su contra", enfatizó el club en un comunicado. "El racismo en cualquiera de sus formas es absolutamente inaceptable y debe denunciarse siempre que se le detecte".

Los jugadores y cuerpo técnico de Kilmarnock han puesto una rodilla en tierra antes de cada partido de esta temporada, como una exigencia de justicia racial. "Continuaremos haciéndolo", recalcó el equipo.

El mensaje generó indignación y hubo respuestas políticas inmediatas. Humza Yousaf, secretario de Justicia del gabinete del gobierno escocés, consideró que la carta es una "desgracia" y manifestó su solidaridad con Dyer y con Kilmarnock.

"Estamos a punto de llegar a 2021 y hay técnicos negros que reciben cartas con insultos racistas", escribió Yousaf en Twitter. "Hay que recorrer un largo camino para deshacernos de este mal".

Octavo entre los 12 equipos de la Liga Premier escocesa, el Kilmarnock ha perdido cinco encuentros consecutivos. El miércoles visitará al Motherwell.

Dyer, inglés, de 55 años, firmó hace seis meses un contrato por dos temporadas, después de actuar como entrenador interino durante buena parte de la campaña anterior.

El mes pasado, Dyer fue incluido en la una lista que reconoce la influencia positiva de la comunidad negra en el deporte.

Dyer no se expresó algún sobre el tema. Pero acerca de la delicada situación deportiva del equipo, comentó: "Sé de dónde soy y sé lo que tengo. Tengo la suerte de estar en un buen club de fútbol con buena gente. Si me tengo que ir no será porque el club no me quiere. Será por los resultados".