Enzo Pérez, de susto en susto: esta vez sufrió un esguince en el hombro

Está claro que la cabeza de River está puesta en la final de la Copa Libertadores contra Flamengo el próximo 23 en Lima, Perú, pero simultáneamente tiene compromisos importantes por Superliga y Copa Argentina. Por esa razón, Marcelo Gallardo decidió correr riesgos ante Rosario Central y frente a Estudiantes de Buenos Aires por la semifinal de la Copa Argentina. Y, en ambos casos, Enzo Pérez alertó a todos en el Millonario.

Durante el duelo con el Canalla, el mendocino, pieza clave del equipo, tuvo un resbalón sobre los 20 minutos que asustó a todos, porque cayó al césped intentando detener a Rinaudo  y sus gestos de dolor tomándose el aductor derecho alarmaron a todos. De inmediato, el DT mandó a precalentar a Leo Ponzio, su reemplazante natural. 

La agenda de River, partido a partido

Minutos después, Pérez pudo recuperarse, continuó en la cancha y la gente lo ovacionó. "No pasó nada porque terminó el partido. Tuvo un movimiento en el primer tiempo en el que creo que pisó mal. Creo que fue un susto más que otra cosa", expresó Gallardo en conferencia de prensa.

Ya este lunes, todo quedó en el olvido y el volante completó las tareas regenerativas junto al resto de los futbolistas que sumaron minutos en la derrota ante los rosarinos. Y si bien se avecina el gran duelo ante Fla, el técnico volvió a incluirlo en el once inicial. Y otra vez terminó golpeado, aunque esta vez con una lesión: sufrió un  esguince acromioclavicular en el hombro izquierdo.

A pesar de esto, en River son optimistas para que llegue en condiciones a la gran final porque la lesión no fue ósea, si no ligamentaria. "Los médicos me dijeron que lo de Enzo no es para preocuparse", llevó calma Gallardo tras la victoria en Córdoba.

Qué leer a continuación