Alerta Boca: qué pasa con la lesión de Rojo y su curiosa imagen en una clínica privada

·2  min de lectura
Entrenamiento de Boca
Prensa Boca

Marcos Rojo se retiró lesionado en el entretiempo del partido que Boca perdió con Unión en Santa Fe el pasado domingo. Tanto el jugador como el club minimizaron esa molestia, e incluso el club descartó realizarle estudios debido a que el defensor comenzó la semana de entrenamientos en buenas condiciones y sin secuelas aparentes de aquel inconveniente.

Sin embargo, se viralizó una imagen de Rojo en la puerta de un centro médico privado, donde se habría ido a realizar estudios por el dolor que sintió en Santa Fe contra el Tatengue.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Agradecemos la confianza del jugador del Club Atlético Boca Juniors, Marcos Rojo, que fue atendido por nuestro equipo médico para la realización de sus estudios”, escribieron hace dos días en la cuenat de Instagram del centro médico.

Como no hubo un parte médico oficial del cuerpo médico de Boca, la incertidumbre sobre el real estado de Marcos Rojo crece. ¿Sufrió más que una contratura? ¿Viajará a La Paz, para el debut copero ante The Strongest? Todas esas incógnitas recién podrán aclararse cuando se anuncien a los citados para el partido de este sábado ante Atlético Tucumán.

Una larga inactividad

Cuando llegó a Boca a fines de enero, lo primero que se dijo fue que era “un jugador inactivo”. No obstante, para Boca fue un refuerzo muy importante. Incluso por la anterior directiva de Daniel Angelici ya lo buscaba. “Algo nos va a aportar, ¿no?”, inflaban el pecho y se ilusionaban desde muy cerca del plantel de Miguel Russo. Por lo tanto, el interrogante físico siempre fue una cuestión menor.

Se prefirió, por supuesto, poner por delante la jerarquía del jugador que formó parte el Estudiantes de Alejandro Sabella que fue campeón de América en 2009 e integró la selección argentina en dos Mundiales (2014 y 2018). Y con la que jugó tres finales (Mundial 2014 y Copa América 2015 y 16). Aquello, sin contabilizar la experiencia ganada en los diez años que estuvo en Europa, entre Spartak Moscú (Rusia), Sporting Lisboa (Portugal) y Manchester United.

Antes de la firma del contrato, Rojo se entrenó individualmente en nuestro país, y manejaron con cautela su adaptación al ritmo de competencia. Más allá de que estuvo presente en muchas de las jornadas de la pretemporada, recién pudo debutar el 14 de marzo, en el 1 a 1 frente a River.

Pero la larga inactividad vuelve a ponerse sobre la mesa ahora que surgió el primer problema físico. Porque apenas jugó cinco partidos con la camiseta de Boca. La poca información sobre lo que realmente le pasa, genera más incertidumbre a su alrededor. No ayuda a despejar las dudas.