Alberto Guerra: actor, papá de primera y un as en las redes sociales

Miguel Cane
·4  min de lectura

Las redes sociales como Instagram, Twitter o Facebook, se han convertido en una herramienta indispensable para toda figura pública, como una manera de hacer comunicados o interactuar con la audiencia que los sigue -amén de mantener contacto real con personas de su entorno. 

No obstante, las redes también conllevan un riesgo, ya que, si son operadas por la figura en cuestión, no hay una barrera que impida que quien es el titular se vea a veces confrontado por usuarios de redes beligerantes y se creen situaciones desagradables que sobre todo al calor del momento, no es cosa fácil manejar—más si contamos que hay cientos o miles de ojos puestos en una posible respuesta, así que un paso en falso puede resultar en un caos. Saber cómo capotear esta clase de situaciones en tiempo real requiere mucha pericia, y el caso de Alberto Guerra es de esos.

MEXICO CITY, MEXICO - JULY 27:  Alberto Guerra attends the launch of beer fitness Michelob Ultra at Reebok CrossFit on July 27, 2017 in Mexico City, Mexico.  (Photo by Victor Chavez/Getty Images)
Alberto Guerra (Victor Chavez/Getty Images)

Nacido en La Habana en 1982 y radicado en la Ciudad de México, Guerra lleva casi 20 años de carrera —inició siendo muy jovencito en 'Vale todo' con Ana Claudia Talancón e Itatí Cantoral para Telemundo — y ha consolidado una reputación sólida como actor (para muestra pueden ver su trabajo en 'Historia de un crimen: Colosio' en la que encarna al comandante Federico Benítez, que descubre evidencias de una posible conspiración o 'Ingobernable' - con Kate del Castillo - en Netflix y su estupenda participación como un psicólogo lleno de secretos en la teleserie chilena 'La Jauría', disponible en Amazon Prime, como muestra de lo que digo), pero también ha demostrado que no solo es una figura que se debe al público, sino que sabe cómo conectar con él.

Esto viene a cuento porque recientemente Alberto fue objeto de una situación en Twitter y si bien algunos medios le dieron un espín que pretendía ser controversial, lo cierto es que solo fue un ejemplo (de varios) de cómo se conduce en su presencia en redes. 

Siendo abiertamente crítico de situaciones políticas no democráticas, Alberto ha sido muy claro al señalar su posición crítica al gobierno de México en situaciones puntuales y esto (como a otras figuras públicas) le ha generado ocasionales señalamientos para criticarlo. En este caso, fue por publicar un tuit que hacía alusión a que su madre, quien también vive en México, recibió la primera dosis de la vacuna contra la COVID-19.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Esto devino en comentarios de usuarios de la red que trataban de señalarlo como hipócrita al agradecer a un gobierno que no había dudado en denostar en ocasiones anteriores; como es natural, no existen filtros en las redes y algunos usuarios se sienten con el derecho de expresar su desacuerdo incluso con lenguaje soez e invectivas; esto al suceder en otros casos (y con otras celebridades) ha resultado en espectaculares grescas a través de Internet (ejemplo de esto, el zafarrancho entre Ricardo Salinas Pliego y Chumel Torres, o el pleito totalmente random entre Alfredo Adame y 'Rey Grupero', y esta solo es la puntita del iceberg), pero en el caso de Guerra, la respuesta fue al mismo tiempo concisa, elegante y demoledora:

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El saber cómo interrelacionarse con el público es prácticamente un arte, y Alberto ha sabido adquirir mediante su experiencia un estilo muy particular de conectar con quienes lo siguen, sin que haya una pérdida del respeto, o una intrusión a su intimidad. 

Esto consiste, precisamente, en mantener un control sobre lo que comparte, lo que opina o la manera en que se comunica (y eso es algo que ha desarrollado muy eficazmente: es un comunicador de primera también). De este modo, el público ha aprendido a percibir una imagen muy clara del actor, sin que su privacidad se vea afectada.

Casado desde 2014 con la talentosa Zuria Vega - ella a su vez hija de Gonzalo Vega y reconocida como una estupenda intérprete de TV, cine y teatro por mérito propio-, con quien es padre de dos pequeños (también tiene una hija de una relación anterior), han sabido conformar una pareja estable y sólida, apartada lo mismo de la farándula que de las polémicas, compartiendo aspectos de su relación personal (usualmente desde un punto de vista muy humorístico) pero sin exhibir nada que no pueda ser del interés público.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Que se pueda marcar una diferencia en este aspecto es algo que permite a la figura pública mantener su vida privada como debe mantenerse, privada, y Alberto Guerra es uno de los mejores ejemplos actualmente de esta manera de conducirse; y más de una celebridad debería seguir este modelo; no es tan difícil, solo hay que observarlo para aprender de él.

MEXICO CITY, MEXICO - MARCH 22:  Zuria Vega and Alberto Guerra attend the launch of Netflix's series
Zuria Vega y Alberto Guerra. (Victor Chavez/WireImage)

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Orlando Bloom aprendió muy pronto a no tomarse la fama 'en serio'