De estar en todas partes a desaparecer: ¿qué ha hecho Albert Rivera tras su dimisión?

Yahoo Noticias

En cuestión de unas semanas Albert Rivera pasó de ser el azote de la izquierda política en España a convertirse en un ciudadano más de a pie en busca de un futuro aún sin aclarar refugiado en el silencio mientras decide cuál será el siguiente paso profesional a dar. El que fuera líder de Ciudadanos hasta el 11 de noviembre de 2019 se ha borrado prácticamente por completo de panorama político nacional -su perfil en Twitter es una buena muestra de ello-. De ahí que haya cierto interés por saber cuál será su futuro laboral y qué está haciendo.

A escribir un libro, buscar nuevas salidas profesionales y esperar la llegada de su segundo hijo. A eso está dedicando Albert Rivera su tiempo tras desaparecer de la esfera pública, a la que volverá pronto para promocionar <em>La historia de un ciudadano libre</em>. (Foto: OSCAR DEL POZO/AFP via Getty Images)
A escribir un libro, buscar nuevas salidas profesionales y esperar la llegada de su segundo hijo. A eso está dedicando Albert Rivera su tiempo tras desaparecer de la esfera pública, a la que volverá pronto para promocionar La historia de un ciudadano libre. (Foto: OSCAR DEL POZO/AFP via Getty Images)

La debacle sufrida por Ciudadanos en las últimas elecciones -pasó de los 57 a los 10 escaños- precipitó la caída de Rivera, que compareció ante los medios solo un día después de los resultados electorales para comunicar que lo dejaba, que abandonaba el cargo y que a partir de ese momento se centraría en su vida personal. La política ya no era para él. Tres meses después, poco se sabe de lo que ha estado haciendo, además de tomarse con calma cuál será su próximo movimiento. A saber, la publicación de un libro bajo el título Un ciudadano libre que devolverá al ahora expolítico a la espera pública.

El primer borrador, dicen en El País, ya ha sido entregado a Espasa Calpe, editorial que acoge la edición de un volumen cuyo contenido cubre un velo de misterio sobre lo que contendrá y si señalará con nombre y apellidos a los responsables de su caída en desgracia en la política. Si es que él mismo considera que el desinfle de Ciudadanos va más allá de su figura y sus decisiones al frente. Lo ha escrito en tres meses y con su publicación entrará en el club de los políticos con libro en el que figuran nombres como Mariano Rajoy, José María Aznar, José Bono, Pedro Sánchez…

Cada publicación de las memorias de un político siempre implica revelación de cosas que antes no se habían contado y polémicas. De ahí la expectación ante lo que puedan contar o no el que fuera aspirante al presidente del Gobierno y lograse dar el salto de la política catalana a la nacional en tan poco tiempo. Además, su puesta a la venta llega en vísperas de Sant Jordi -buen momento para las ventas- y solo dos semanas después de que su expartido elija a su sucesor.

Además, la promoción del libro lo devolverá, aunque sea momentáneamente, a la primera línea informativa. Esa, escribir, ha sido la tarea profesional que ha ocupado la mayor parte de su tiempo estos tres meses, pero también reunirse con quien podría darle trabajo e ir barajando posibles opciones laborales. De su encuentro con Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset, fuentes cercanas a Rivera han asegurado a El País, que no saldrá un futuro televisivo, como también ha sido desmentido que aspire a presidir la Federación Española de Fútbol como llegó a decirse.

Lo que sí parece más seguro es que dar conferencias y asesorar con su experiencia y conocimientos a líderes de otros países es una vía abierta. Se habla de un posible contrato con la consultora Thinking Heads, que trabaja con Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero.

En lo personal, ese apartado de su vida al que Rivera dijo que se dedicaría tras apartarse de la política, la prensa del corazón lo convirtió en personaje de interés por su relación con Malú y el embarazo confirmado de esta aumentó el seguimiento al que se ha estado sometiendo a la pareja, que espera la llegada del bebé para primavera. Fue la revista Semana, como recogió 20 Minutos, la que ‘cazó’ a ambos paseando por el campo a finales de enero convirtiéndoles en portada.

Quizá en unas semanas, cuando Un ciudadano libre vea la luz, sea el propio Rivera en el transcurso de alguna de las entrevistas promocionales que le esperan quien aclaré qué será de él en lo profesional de aquí en adelante. O puede que vuelva a elegir Twitter para hacerlo. Su perfil, hasta hace solo unos meses especialmente activo y canal de comunicación habitual para él, es ahora casi un páramo. Solo acude a él de vez en cuando para comentar alguna noticia, como la muerte del periodista David Gistau, o para, como hizo hace una semana, anunciar que “pronto os contaré mi historia... la historia de un ciudadano libre”.


Más historias que te pueden interesar:


Qué leer a continuación