Alaphilippe, Van der Poel y Van Aert, tres candidatos al primer monumento

Agencia EFE
·3  min de lectura

Redacción deportes, 19 mar (EFE).- Llega el primer "Monumento" de la temporada: la "classicissima" Milán San Remo en su 112 edición presenta un cartel de lujo encabezado por el trío más fuerte de la actualidad, el belga Wout Van Aert, defensor del título, el neerlandés Mathieu Van der Poel y el campeón mundial francés Julian Alaphilippe.

Los tres corredores acaban de demostrar un gran estado de forma en la Tirreno Adriático y se presentan como claros favoritos al triunfo en la Via Roma de San Remo, pero también es cierto que se trata de una prueba interminable, de 299 kilómetros, que tiene lugar para que sorprendan los velocistas, de ahí que muchos de ellos figuren en el palmarés reciente.

Ausente el esloveno Pogacar, también hay que contar con los todoterreno que aún tienen algo que decir, como el polaco Michal Kwiatkowski, o el venido a menos Vincenzo Nibali, ambos con su nombre en el historial.

La nómina de velocistas es interminable, todos al olor de la "Primavera", de ahí que no falte ningún "guepardo" de elite. Sam Bennett llega fuerte, con 4 triunfos en la temporada, pero la oposición será fuerte con Caleb Ewan, Degenkolb, Demare y Kristoff, tres laureados en San Remo, Davide Ballerini, vencedor de la Omloop y Pascal Ackermann.

Todos ellos jugarán sus opciones de llegar a disputar la gloria de la "Primavera", aspecto que deben evitar los favoritos jugando sus cartas en las subidas a La Cipressa y el Poggio, ya que no serían buenos compañeros de viaje hasta meta.

CORTINA Y ALEX ARANBURU BAZAS ESPAÑOLAS

El ciclismo español estará representado por el Movistar, que lleva como jefe de filas a Iván García Cortina. El asturiano, recuperado de la caída en la Tirreno, probará su forma antes de centrarse en las clásicas del pavé. La escuadra telefónica se completa con Gonzalo Serrano, Mathias Norsgaard, Davide Villella, Albert Torres, LLuis Mas y Nelson Oliveira.

Será interesante ver hasta dónde puede llegar el guipuzcoano Alex Aranburu, líder del Astana junto al italiano Felline. Fue séptimo el año pasado y en la reciente Omloop llegó sexto. En la formación kazaja también saldrá Gorka Izagirre.

Entre los clasicómanos ilustres se encuentra el veterano belga Philipe Gilbert, a quien solo le queda la San Remo para completar los cinco monumentos del ciclismo mundial. Tendrá su opciones, como su compatriota campeón olímpico Greg Van Avermaet o el danés del DSM Soren Kragh Andersen.

RECORRIDO SIN EL TURCHINO, PERO QUEDAN LA CIPRESSA Y EL POGGIO

La 'Classicissima' vuelve a su fecha tradicional de primavera después de haberse celebrado en 2020 en agosto debido a la pandemia. El recorrido prescinde del Passo del Turchino, lo que suavizará ligeramente un recorrido eterno de casi 300 kms.

Tras superar el Colle del Giovo (km 172), la cota que sustituye al Turchino, la carrera transitará por la Riviera de Liguria para afrontar los famosos 'Capi', entre ellos el Mele (km 247), Cervo (km 252) y Berta (km 260), antes de las dos subidas decisivas.

La Cipressa (km 277; 5,6 km al 4,1%), será clave. El grupo de favoritos querrá hacer una selección de candidatos para rematar después en el Poggio (km 193; 3,7 km al 3,7%), donde suelen llegar los movimientos por el triunfo antes de la Via Roma.

.- Últimos vencedores:

2020. Wout Van Aert (BEL)

2019. Julian Alaphilippe (FRA)

2018. Vincenzo Nibali (ITA)

2017. Michal Kwiatkowski (POL)

2016. Arnaud Dèmare (FRA)

2015. John Degenkolb (ALE)

2014. Alexander Kristoff (NOR).

(c) Agencia EFE