El "Alacrán" Bertchelt y Óscar Valdez quitarán el polvo a viejas rencillas

Agencia EFE
·2  min de lectura

México, 16 feb (EFE).- El mexicano Miguel Bertchelt, campeón superpluma del Consejo Mundial de Boxeo, expondrá su faja el próximo sábado en Las Vegas ante su compatriota Óscar Valdez, en una pelea que quitará el polvo a viejas rencillas entre los púgiles.

Miembros de una misma generación, el "Alacrán" Betchelt y Óscar Valdez llevan una relación amistosa, han cenado juntos y a veces se llaman por teléfono, pero en el cuadrilátero tienen cuentas pendientes de cuando fueron peleadores aficionados, deseaban golpearse, mas no se dio la oportunidad.

"Tenemos una rivalidad de más de 10 años. Cuando el llegó a campeón cacional yo estaba en peleas internacionales; es un tipazo arriba y abajo del ring, pero desde el momento en que se firmó el contrato nuestra amistad salió por una ventana", señaló Valdez a los medios.

Bertchelt, con 38 victorias, 34 por nocaut, y una derrota, posee una gran pegada, que combina con una buena técnica y una envidiable fortaleza física, con la cual espera imponer condiciones ante el retador.

Como amateur, Valdez es el único mexicano de la historia medallista en un Campeonato Mundial y alcanzó los cuartos de finales en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, el pendiente de Bertchelt, quien no llegó lejos como aficionado porque el titular de la división era su rival de turno.

Sin embargo como profesional, Bertchelt tiene una carrera sólida, es un superpluma natural y tratará de hacer daño al contrario en la primera pelea entre ambos.

"Tengo la ventaja de que estoy en mi peso natural, él viene subiendo y tiene lastimada la quijada. Ese es un punto a mi favor; iré a poner el dedito en la llaga, a rematarlo en la quijada", señaló Bertchelt, interrogado por Efe a mitad de su preparación.

Se refiere el campeón a uno de los golpes más fuertes recibido por su rival, que en la cuarta defensa de su corona de peso pluma de la Organización Mundial de Boxeo, en el 2018, sufrió una fractura de mandíbula por parte de Scott Quigg, a quien el mexicano le partió la nariz.

Con 28 victorias consecutivas, 22 por la vía rápida, Óscar Valdez, un peleador elegante, veloz y que pega duro, expondrá su invicto en su debut como superpluma y hay expectativas por ver si puede imponer su clase ante un contrario mencionado como favorito.

El pleito será de lo más esperado del 2021 en el boxeo mundial y el ganador dará un paso adelante en su propósito de entrar a la lista de los 10 mejores libra por libra del momento, lista liderada por el mexicano Saúl "Canelo" Álvarez.

"El "Alacrán" carga tremenda pegada, yo he tenido buenos nocaut. He escuchado comentarios de que va a buscarme la quijada y me gusta eso. Solo digo una cosa, que tenga cuidado porque el nocaut puede llegar pero para el otro lado", señaló Valdez hace unas semanas.

(c) Agencia EFE