Aficionados de Saints arrojaron basura a los árbitros

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, enero 6 (EL UNIVERSAL).- A finales de diciembre, Julio César Chávez Jr salió agachado y escabulléndose entre vasos con cerveza que le arrojaron aficionados furiosos por calificar la actuación del "Hijo de la leyenda" como "vergonzosa".

Una escena similar pero en un escenario diferente se suscitó este domingo por la tarde cuando los oficiales del partido de comodines entre los Vikings de Minnesota y los Saints de Nueva Orleans tuvieron que abandonar el Superdome en medio de un bombardeo de basura.

Los seguidores de Nueva Orleans se enfurecieron cuando escucharon que el touchdown de la victoria de Kyle Rudolph se mantenía al considerar que no hubo interferencia ofensiva por parte del ala cerrada de los Vikings.

La basura fue arrojada en dirección a los réferis cuando salieron hacia los vestidores luego de la conclusión del partido de comodines de la NFC, y se pudo escuchar al locutor de discurso público suplicando a los fanáticos: "Damas y caballeros, por favor no arrojen nada al campo".

Los videos y fotos posteriores al juego muestran que se arrojó una bebida desde la primera fila, casi haciendo contacto con un árbitro.

Los abucheos de los fanáticos de los Saints se escucharon haciendo eco en todo el Superdome cuando los Vikings sembrados número 6 celebraron su sorpresiva victoria sobre un sembrado número 3, y marcó el segundo año consecutivo en que Nueva Orleans se fue a casa en enero desesperado después del año pasado La controvertida derrota del campeonato de la NFC ante los Rams de Los Ángeles que les costó a los Saints un viaje al Super Bowl.

Qué leer a continuación