Sin aficionados en las gradas, Nadal y Djokovic echan de menos la "energía"

Sudipto Ganguly
·2  min de lectura
Tenis - ATP Masters 1000 - Monte Carlo Masters - Monte-Carlo Country Club, Roquebrune-Cap-Martin, Francia - El español Rafael Nadal durante su partido de segunda ronda contra el argentino Federico Delbonis

Por Sudipto Ganguly

15 abr (Reuters) - Las gradas vacías han pasado a ser la nueva realidad en el tenis desde el año pasado debido a las restricciones por coronavirus, pero los mejores tenistas masculinos, como Rafa Nadal y Novak Djokovic, afirman que les sigue resultando difícil mantener la intensidad durante los partidos en ausencia de aficionados.

El año pasado, el circuito profesional estuvo cerrado durante varios meses antes de que los organizadores de los torneos establecieran "burbujas de bioseguridad" tanto para los jugadores como para el personal de apoyo, y mantuvieran a los aficionados alejados de los estadios.

Salvo el torneo de Australia en febrero, los torneos siguen disputándose ante un puñado de aficionados como máximo.

Nadal perdió parte de su energía durante la victoria del miércoles contra el argentino Delbonis (6-1 y 6-2) en el Masters de Montecarlo y el español no dudó de que la ausencia de aficionados le restó algo de juego.

"Es difícil seguir a veces con la misma intensidad sin el público", dijo el 20 veces campeón de Grand Slam a los periodistas.

"El público te ayuda a seguir adelante. Quieres demostrar que estás en buena forma.

"Es cierto que personalmente echo de menos al público. No puedo mentir sobre eso. Disfruto mucho más jugando delante de un buen público que sin él".

El número uno del mundo, Djokovic, ofreció una actuación de alto nivel para vencer al italiano de 19 años Jannik Sinner por 6-4 y 6-2 en el evento ATP Masters 1000, pero también dijo que echaba de menos la energía generada por los espectadores.

"Necesitamos que vuelva el público a las gradas. El público nos da mucha energía. También añade motivación en cierto sentido a lo que hacemos, al deporte del que formamos parte", dijo Djokovic.

El serbio reconoció, sin embargo, que había podido concentrarse un poco más sin tanto ruido.

"Tenemos esta calma y esta especie de serenidad en las gradas y en la pista", añadió. "Te permite a lo mejor centrarte en ti mismo un poco más, no tener quizás tantas distracciones alrededor que pueden ocurrir".

(Información de Sudipto Ganguly en Mumbai; editado por Peter Rutherford; traducido por Flora Gómez en la redacción de Gdansk)