Aficionados auriazules protagonizan violencia en Pachuca

El Universal

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 23 (EL UNIVERSAL).- La Rebel, grupo de animación de los Pumas, se comportará en casa, pero fuera del Olímpico Universitario resulta un peligro para la seguridad y las aficiones rivales.

En el Estadio Cuauhtémoc, ante el Puebla, se enfrascaron en una batalla entre ellos. Esta vez, en el Estadio Hidalgo no fue la excepción.

Los aficionados auriazules agredieron a unos seguidores que se encontraban en uno de los palcos del inmueble. La seguridad llegó de inmediato y los ánimos se controlaron. Curiosamente, los afectados lucían playeras y una bandera de las Chivas del Guadalajara, la cual, les fue arrebatada por los fans auriazules.

No detenidos y los radicales seguidores de los Pumas volvieron a su lugar para alentar a su equipo. Cerca de 300 aficionados universitarios hicieron el viaje de la Ciudad de México para hacer del Hidalgo una sucursal más de Ciudad Universitaria. Algunos se quedaron afuera por no contar con boletos.

Qué leer a continuación