El adiós a Maradona. "¿Murió Diego? ¿Qué Diego?": la reacción de Di María y sus recuerdos

LA NACION
·3  min de lectura

Los homenajes y los recuerdos al rededor del mundo no paran. En cada rincón del planeta hay un jugador que conoció a Diego Maradona y que le agradece todo lo que hizo por el fútbol. Los clubes, los estadios, los jugadores sienten que marcó una época y absorben todo el legado que dejó en su deporte. Así fue que el PSG, también le brindó su homenaje con tres de los sudamericanos del plantel: Ángel Di María, Neymar y Leandro Paredes.

"Fue un día difícil. Cuando me llegó el mensaje de que había muerto Diego, pregunté '¿Qué Diego?', porque no pensé que era Maradona. Fue algo sorpresivo, algo impactante. Creo que Diego era eterno para nosotros. Hizo que la Argentina llegue a la cima, es algo difícil para todos. En todos los diarios del mundo, Inglaterra, Francia, España, y todos hablaban de él. Es algo increíble. Hoy me desperté y tampoco podía creer todo lo que estaba pasando", expresó Di María en el video.

"Fue una noticia muy triste para todos, para todos los que amamos al fútbol y para los que amamos al Diego. Fue una noticia muy dura, hoy está descansando en paz", agregó Paredes.

Conmovido por lo sucedido se mostró Neymar, quien puso al mismo nivel de idolatría a Pelé y a Maradona. "Él representa al fútbol. Así fue que empecé a sentir la pasión por el fútbol y conocer los grandes nombres de la historia de este deporte. Para mi siempre fueron Pelé y Maradona. Fue un día muy triste, se fue pero dejó todo un legado y siempre estará vivo en el fútbol. El futbol le agradece a Diego por elegir este deporte y estoy muy feliz por jugar al mismo deporte que él", reflexionó.

Todos los jugadores del plantel, al término de la práctica del jueves, posaron con la bandera argentina. "Hasta siempre Diego", publicaron en sus redes sociales, y así fue que una vez más Maradona estuvo presente en el club parisino.

Di María, tras ese entrenamiento, brindó declaraciones de la primera vez que le tocó conocerlo y su experiencia en el Mundial de Sudáfrica 2010. "La primera vez que me encontré con Diego fue para el Mundial 2010. Fue una suerte enorme poder compartir un Mundial con él. Me vino a ver por primera vez a Portugal para después citarme a la mayor. Fue algo único, yo era muy chico con 20 años. Era diferente a cualquier entrenador, te llenaba el corazón. Él te hacia ilusionar, te hacia sentir que éramos muy fuertes. Viví con él 20 días en una concentración y tenerlo todos los días, que te abrace, te diga cosas, fue muy especial", recordó.

En tanto, Paredes, fue de la generación que no lo vio jugar en vivo, y sin embargo le agradece todo lo que hizo por su deporte. "No tuve la suerte de verlo jugar en vivo, lo conocí después de mi primer partido en primera. pero lo que generaba era algo grandioso. Creo que todos los que lo vieron jugar se emocionaron de alguna manera. Hizo de alguna manera una vida mucho mejor para algunas personas y dejó un gran legado", apuntó.