La Bombonera se renueva: cambios y obras para agrandar el estadio de Boca

Goal.com Latam

El proyecto 'Bombonera 360' fue uno de los caballos de batalla de la campaña de Jorge Amor Ameal en el ítem infrastructura, en el cual todos los candidatos coincidían en la necesidad de reformar el estadio, aunque cada uno con su plan. Y mientras la Comisión Directiva que asumió a mediados de diciembre analiza la economía del club para poder llevar a cabo las obras, se tomó la decisión de mejorar lo más posible la cancha actual.

MÁS CAMBIOS PARA LA PLATEA BAJA

A más de una persona le ha llamado siempre la atención el mismo detalle de La Bombonera: el color celeste de las butacas de la platea baja, un tono que nada tiene que ver con el club. Carlos Navarro también lo notó y aseguró, en una entrevista a La Número 12, que será otro de los próximos cambios a instaurar. Así, además de la quita de los acrílicos, el sector tendrá nuevos asientos azules, como los del resto del estadio.

ADIÓS AL ALAMBRADO

Luego de obtener la Superliga, el primer título de la nueva dirigencia a poco más de tres meses de haber asumido la conducción, Carlos Navarro volvió a informar sobre nuevas reformas: sacar los alambrados de las populares y dejar solo una parte de contención detrás de los arcos para los remates al arco, como se estila en Europa. La medida, en stand by debido al coronavirus y la suspensión de las actividades en el club, sería similar a las que se realizaron en el Monumental -aunque las tribunas están levantadas y mucho más lejos de la cancha debido a la pista de atletismo- y en el Cilindro de Avellaneda -que tiene un fozo entre el campo de juego y la tribuna-. Se empezaría por las tribunas sur, alta y media, para luego pasar a las bajas.

EL FIN DE LOS ACRÍLICOS

Lo primero que se decidió fue retirar los acrílicos que separan la Platea L inferior (opuesta a los bancos de suplentes) del campo de juego. Esto tiene que ver con las dificultades que generan en la visión de la primera decena de filas, por el reflejo que genera con la iluminación y la suciedad que muchas veces presentaba. Las mismas fueron colocadas en 1996, cuando se realizó la obra de los palcos. Y para reemplazarlos, se cavó una fosa para separar a los hinchas del campo de juego, además de una fila de seguridad privada.

Además, los acrílicos también fueron retirados de la tercera bandeja sur para mejorar la visibilidad de ese sector, habitualmente cedido a los adherentes.

A CARA LAVADA

La CD logró un acuerdo con una empresa de pintura para darle un "lavado de cara" al Templo a costo cero, ya que no deberá invertir en materiales ni mano de obra, a cambio de publicidad. Este jueves comenzaron a trabajar los pintores para revitalizar el azul y oro todo el perímetro, mientras que la segunda etapa será para el interior.

MENOS PLATEAS, MÁS LUGARES

Tanto la platea K -la tercera bandeja norte- como el sector M -el codo de la platea media del lado sur- tuvieron remodelaciones para que haya más lugares para los socios. A la platea de la tercera bandeja norte le hicieron un pequeño sector popular (del lado de Del Valle Iberlucea), mientras que al codo de la platea media le colocarán nuevas butacas para aumentar su capacidad, según informó el arquitecto Carlos Navarro.

 

 

 

 

View this post on Instagram

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Más obras en #Boca

A post shared by Mario Pergolini (@mpergoliniok) on Feb 20, 2020 at 12:05pm PST

Qué leer a continuación