El acento argentino marca el clásico de Países Bajos

Agencia EFE
·3  min de lectura

La Haya, 17 ene (EFE).- Cuatro jugadores argentinos -Nicolás Tagliafico y Lisandro Martínez, del Ajax, y Marcos Senesi y Lucas Pratto, del Feyenoord,- están convocados este domingo para el clásico de Países Bajos, que podría causar un triple empate en el liderato de la Eredivisie.

El club de Róterdam buscará la victoria para empatar a puntos con el Ajax, coliderar la liga neerlandesa y vengarse de la derrota sufrida la última vez que se enfrentaron, en octubre de 2019. En aquella ocasión, el equipo de Amsterdam se impuso por 4-0 y forzó la dimisión del entonces entrenador del Feyenoord, Jaap Stam.

El defensa Marcos Senesi vivió en sus carnes lo que significaba para los suyos perder un clásico de esa manera. Cientos de seguidores enfurecidos detuvieron el autobús del equipo y le lanzaron objetos hasta la intervención de la policía.

Desde la llegada del técnico Dick Advocaat al banquillo, Senesi ha sido uno de los indiscutibles en el once inicial y ha dicho que está dispuesto a renovar su compromiso con el equipo, vigente de momento hasta 2023.

"Si el club quiere extender el contrato, por mí está bien. Disfruto mucho jugando aquí y aún hay mucho por lo que pelear", dijo el defensa a la televisión pública neerlandesa NOS.

El otro futbolista argentino del Feyenoord, Lucas Pratto, espera compensar el agridulce debut de la semana pasada. El ex de River Plate fue titular en la victoria contra el Sparta (0-2), pero un error en la segunda parte, al no transformar en gol una clara ocasión en el área, le han valido duras críticas en la prensa deportiva local.

"Mi concentración es siempre un poco mayor de lo normal durante un duelo así", ha prometido el 'Oso' al periódico "Algemeen Dagblad", refiriéndose al encuentro de hoy. "Jugué clásicos en Argentina, Chile y Brasil. Son partidos muy especiales, con sus propias características, que siempre sacan algo extra de mí" añadió.

Senesi y Pratto pudieron comprobar ayer la intensidad con la que se vive el clásico en Países Bajos. Cientos de seguidores del Feyenoord se acercaron al campo de entrenamiento del equipo, a pesar de que está prohibido, para animar a los suyos con cánticos y encendiendo bengalas.

Al otro lado de la cancha, en las filas del Ajax, Nicolás Tagliafico guarda un especial recuerdo de dicha rivalidad. Debutó en el Johan Cruyff Arena contra el conjunto de Róterdam, en enero de 2018, y su fortaleza en la defensa contribuyó a mantener la portería del Ajax a cero (2-0).

"No sé si fue porque era nuevo en la liga o porque era el clásico, pero todas las patadas venían a mí", dijo Tagliafico, con una sonrisa, en una entrevista con la televisión oficial del club. Desde entonces, el lateral izquierdo en uno de los habituales en las alineaciones del Erik ten Hag.

Está por ver si su compatriota Lisandro Martínez saldrá en el once inicial. Fue uno de los jugadores fijos la pasada temporada, pero en esta ha sido titular en solo seis encuentros, tres de Eredivisie y tres de Liga de Campeones.

El calor de las aficiones no se notará en el estadio debido a que los partidos en Países Bajos se juegan a puerta cerrada para evitar la propagación del coronavirus. Será la primera vez en la historia que el clásico neerlandés se celebre sin público.

Si el Ajax gana, seguirá de líder con 41 puntos, dejando al Vitesse con 38, al PSV Eindhoven con 37 y al Feyenoord con 35.

Sin embargo, la liga se apretará al máximo si los de Róterdam vencen, pues se dará un triple empate en la cabeza de la clasificación entre el Ajax, el Vitesse y el Feyenoord, todos con 38 puntos, mientras el PSV será cuarto con un punto menos.

David Morales Urbaneja

(c) Agencia EFE