Una academia española de fútbol busca diversión y solidaridad en Pakistán

Agencia EFE
·3  min de lectura

Islamabad, 12 mar (EFE).- Diversión y solidaridad; ese es el objetivo de una academia de fútbol fundada por el español José Alonso Sánchez en Pakistán, un país donde el críquet es el deporte rey, pero donde el balompié va ganando terreno poco a poco.

Fundada en octubre de 2019 por Alonso con 35 niños y niñas, la Spanish Football Academy (SFA) cuenta ahora con 95 pupilos, con edades comprendidas entre los tres y los 12 años, la mayoría de los cuales nunca habían jugado al fútbol.

Un grupo de pequeños jugadores se persiguen unos a otros con la pelota en una especie de pilla-pilla, entre chillidos de excitación en Islamabad, mientras en otra parte del campo jóvenes algo más mayores practican cómo defender el balón cuando un rival se lo quiere quitar.

"El fútbol tiene que ser divertido, si no, no tiene sentido. No son palabras mías, son de Johan Cruyff. Y estamos intentando llevarlo a cabo", dice a Efe Alonso, director de la SFA.

El cántabro de 47 años conoce el país asiático desde 2007, año en que se casó con una paquistaní, y más tarde se estableció en Islamabad en 2017.

El críquet es, por supuesto, el deporte más popular de Pakistán. En todo el país se ve a niños jugando en parques y descampados a un juego que despierta en esta nación las mismas pasiones que el fútbol en Europa, pero, poco a poco, el fútbol avanza.

EL FUTBOL SE ABRE PASO

"En el año 2007 era imposible ver un balón de fútbol y ahora vas a los parques y empiezas a ver a los padres, sobre todo lo más jóvenes, con un balón de fútbol", dice el cántabro.

"No cabe duda de que aquí el críquet sigue siendo el deporte rey pero estoy completamente convencido de que en cinco o 10 años el fútbol pasará al críquet y llegará a ser una religión como lo es el críquet", asegura optimista.

De momento podría decirse que el fútbol se abre tímidamente paso en el país musulmán. La selección absoluta paquistaní ocupa el puesto 200 del ránking mundial FIFA y nunca se ha clasificado para un Mundial.

La liga de primera división paquistaní dura cuatro meses y los jugadores no son profesionales.

Además, Alonso cree que en el país falta una cultura futbolística. "Tienen que ver más fútbol en la tele", afirma.

Pero cree que todo se andará y espera que el número de alumnos aumente.

SOLIDARIDAD

Además de diversión y fútbol, el proyecto del cántabro se centra en la solidaridad. La SFA está tratando de abrir una academia gratuita para los jóvenes de Chitral, una zona en la norteña y empobrecida provincia de Khyber Pakhtunkhwa.

En octubre del año pasado realizaron un campamento en esa región y más tarde 38 chicas de esa zona viajaron a Islamabad, donde durante una semana entrenaron al fútbol con la SFA de forma gratuita.

Otro proyecto solidario en el que la SFA está trabajando consiste en ofrecer clases de fútbol gratuitas a un colegio de una barriada de Islamabad, en el que sus 700 alumnos proceden de entornos conflictivos, con padres drogadictos o madres que se dedican a la prostitución.

La SFA no es el único proyecto español en este país asiático de 220 millones de personas.

El Atlético de Madrid se convirtió en 2018 en el primer club europeo en abrir una academia en Pakistán, en la ciudad de Lahore, y contaba con un centenar de niños hasta marzo del año pasado cuando cerró por la crisis de la COVID-19.

Además, el español Daniel Limones es el director técnico de la Federación de Pakistán (PFF) desde julio de 2020, con la misión de intentar modernizar el balompié en el país asiático.

Jaime León

(c) Agencia EFE