Abierto de Palermo: la final diferente que puede ser el cierre de este La Dolfina y la Triple Corona para Ellerstina

Xavier Prieto Astigarraga
·5  min de lectura

Será una final distinta. El día más importante del año en polo, el de la definición del Abierto de Palermo, tendrá algo muy diverso esta vez. ¿Los protagonistas? Qué va: serán los de casi siempre. Pero La Dolfina y Ellerstina se encontrarán, como durante el resto del torneo, con tribunas casi desiertas. En ese contexto, que no venía siendo muy diferente al de las primeras fechas de los años recientes pero sí al de cada final del Campeonato Argentino Abierto, disputarán la copa con la que sueña todo polista ambicioso pero a la que acceden poquísimos.

Generalmente, los de La Dolfina, que vienen ganándola desde hace siete años. Cuatro fantásticos que esta vez, como las gradas, presentan algo inusual: rodaje corto en conjunto por una temporada anormalmente accidentada y... la posibilidad de la mismísima despedida del cuarteto Cambiaso-Stirling-Mac Donough-Nero. El que para varios -unos cuantos- contemporáneos es el mejor de la historia. Que alguno o algunos se bifurcarían era una decisión que tenían tomada, pero de la que ahora ni ellos mismos están seguros, por este contexto. Lo determinarán dentro de unos días, y seguramente el resultado de esta final será muy influyente en lo que elijan hacer en 2021.

Abierto de Palermo. Juan Martín Nero y las chances de La Dolfina: "No llegamos óptimos a esta final, pero nos tenemos toda la fe"

También será crucial el partido para Ellerstina, y no sólo por el trofeo en juego: el club de los Pieres, tan postergado en su anhelo de conquistar el Argentino Abierto, su gran objetivo de cada año, de vida profesional, tiene a mano un desquite de tantas amarguras y, en particular, la Triple Corona, un logro que se da muy de tanto en tanto. El conjunto blanco -esta tarde, de azul- obtuvo los abiertos de Tortugas y Hurlingham, se mantuvo invicto en Libertador y Dorrego y está a triunfo del cartón lleno, que sería un premio casi impensado antes de una temporada que por meses estuvo en duda.

Pues aquí está, a punto de concluir, con un calendario apretadísimo y casi más protocolos que espectadores, pero a un día de completarse, finalmente. Habrá que ver cómo estará la cancha 1, bastante criticada este año -mucho trajín pero también, según los protagonistas, fallas en el tratamiento - y lo mismo hace doce meses, cuando aquella definición entre La Dolfina y La Z tuvo varias patinadas riesgosas y un manchón marrón en el césped. Por cierto, el pronóstico del tiempo deja dudas sobre si habrá acción esta tarde.

Aquel día, hace un año, fue el comienzo del calvario de lesiones para Juan Martín Nero, que sería operado cuatro veces en este lapso. El físico y los cuidados de un atleta de primer nivel le permitan estar hoy, en el partido al que La Dolfina, quizás sin él, ni siquiera habría llegado. Con las bajas del back y de David Stirling y Pablo Mac Donough, en Tortugas y Hurlingham el equipo no tuvo nada que ver con lo que es y por eso nacieron las dudas sobre mantener la decisión de separarse: ¿es apropiado hacerlo así, entre derrotas inusuales y casi sin público que los salude? Sus corazones, y lo que pase hoy, dictarán sentencia pronto.

Para Ellerstina todo era música de cámara hasta el último domingo. Se incorporó a la perfección Hilario Ulloa -va por su primera conquista de Palermo-, el conjunto ganó con mucha diferencia en los tableros y en el juego los certámenes previos al Argentino y todo fluía, pero apareció otro La Dolfina, Polo Ranch, y estuvo a un tiro al arco de eliminarlo a pesar de los 6 goles de handicap de distancia (39 a 33) en la definición de la zona B. Y surgieron las dudas.

Abierto de Palermo. Gonzalito Pieres y Ellerstina: "No miramos tanto el pasado, sino lo que venimos haciendo ahora"

Como del otro lado, en la resolución de la A, La Dolfina brindó una exhibición frente a un cuarteto más fuerte que Polo Ranch, aquélla del 21-10 a La Natividad-Monjitas, el favoritismo se equilibró o directamente cambió de vereda. Un sondeo realizado para LA NACION entre 35 jugadores de los otros ocho equipos del torneo y glorias de este deporte muestra que una clara mayoría, de 62,8% (5 de cada 8), piensa que se impondrán Adolfo Cambiaso y compañía, y apenas 17,1% se inclina por el único invicto de 2020. "La Dolfina sabe afrontar instancias decisivas", "cada uno juega en su puesto natural", "es mejor equipo" y "es el mejor de la historia" surgen como razones de la opinión, que en varios casos se modificó por lo que sucedió el fin de semana pasado.

También en cuanto a preferencias vence el cuadro de Cañuelas, aunque con menos margen: 42,8% a 25,7%. En varios de esos casos se trata de nexos afectivos directos o laborales, aunque también hay predilección por un triunfo en la posible última función del cuarteto supercampeón que por una consecución de la Triple Corona por parte de Ellerstina.

Como sea, algo especial sucederá. A tono con el mejor partido del mundo, aunque esta vez sea diferente.

Las formaciones para la final

La Dolfina: Adolfo Cambiaso, 10; David Stirling, 10; Pablo Mac Donough, 10, y Juan Martín Nero, 10. Total: 40.Ellerstina: Facundo Pieres, 10; Hilario Ulloa, 10; Gonzalo Pieres (h.), 9, y Nicolás Pieres, 10. Total: 39.Jueces: Guillermo Villanueva (h.) y Martín Pascual. Árbitro: Gastón Lucero.Hora: 17.Cancha: número 1 del Campo Argentino de Polo, Palermo.TV: ESPN 3.