Abierto de Hurlingham: con una catarata de goles de Camilo Castagnola, La Natividad pasó a una semifinal que será prueba de fuego contra Ellerstina

Alejandro Panfil
·3  min de lectura

En el cierre de la etapa de cuartos de final del Abierto de Hurlingham, La Natividad-Monjitas venció por 18-11 a La Dolfina Polo Ranch y quedó configurada una promesa de partidazo en una de las semifinales, la que lo enfrentará el próximo miércoles con Ellerstina, que en el primer turno de la jornada había goleado a La Irenita (22-6).

El triunfo del equipo de los hermanos Bartolomé y Camilo Castagnola derivó en que su nuevo compañero, Pablo Pieres, que volvió a La Natividad tras ocho años, se enfrente con sus primos Gonzalo, Facundo y Nicolás para decidir, desde las 16 de ese día, al segundo finalista del segundo torneo de la Triple Corona. El primero surgirá un día antes, cuando se midan La Dolfina y RS Murus Sanctus en la restante semifinal del torneo que se desarrolla íntegramente en el predio de Pilar de la Asociación Argentina de Polo.

Triple Corona: Ellerstina no baja la intensidad y empezó en Hurlingham con una goleada

Con el talento sin techo de los Castagnola y el 10 de handicap que es Polito Pieres, La Natividad-Monjitas tenía cierto favoritismo. Pero hubo paridad e incertidumbre hasta el cuarto chukker (1-1, 2-3, 5-4, 7-6), en el cual se dio una situación de fricción y una discusión acalorada: un "hachazo" de taco de Guillermo Terrera al menor de los hermanos derivó en un cruce de insultos y amenazas de Terrera y Cavanagh con los dos Castagnola, con ambos números 3 como protagonistas principales. El episodio terminó con tres amonestaciones.

El triunfo de La Natividad-Monjitas en síntesis

Tras el descanso largo, pareció mejor enfocado el equipo cuyo director técnico es Lolo Castagnola: terminó acrecentando su ventaja (10-8, 13-9 y 18-11) y convirtiendo en figura de los cuartos de final a Jeta Castagnola, autor de 12 tantos (7 de bocha viva). Para La Natividad-Monjitas, que había perdido frente a Murus Sanctus en los cuartos de Tortugas, la victoria reportó el ritmo y el juego deseados antes de afrontar el desafío mayúsculo que es Ellerstina, un conjunto fortalecido por la presencia de Hilario Ulloa y por el título conseguido recientemente.

Sobre ese funcionamiento del equipo verde habló Ignatius Du Plessis, su back. "Creo que nos faltaban partidos para organizarnos un poco y ver dónde estábamos parados. Hoy jugamos unos chukkers un poco mejor. Tenemos cosas por mejorar todavía, no veníamos al 100 por ciento de lo que pretendíamos, pero todo el mundo reaccionó muy bien tanto en la cancha como fuera. Falta, todavía, pero venimos bien", analizó el sudafricano ante ESPN.

Todavía falta, pero va por el buen camino La Natividad-Monjitas. En la semana tendrá una prueba de fuego como para intensificar esa búsqueda.

Masters de Augusta: Dustin Johnson se consagró campeón y batió récords

La síntesis de La Natividad-Monjitas 18 vs. La Dolfina Polo Ranch 11

La Natividad-Monjitas: Camilo Castagnola, 8; Pablo Pieres, 10; Bartolomé Castagnola (h.), 9, e Ignatius Du Plessis, 9. Total: 36.La Dolfina Polo Ranch: Guillermo Terrera, 8; Juan Britos, 8; Diego Cavanagh, 9, y Alejo Taranco, 8. Total: 33.Incidencias: en el 4º chukker fueron amonestados Terrera, por uso incorrecto del taco, y Castagnola y Cavanagh, por exceso verbal.Progresión: La Natividad-Monjitas, 1-1, 2-3, 5-4, 7-6, 10-8, 13-9 y 18-11.Goleadores de La Natividad-Monjitas: C. Castagnola, 12 (5 de penal); Pieres, 2; B. Castagnola, 2, y Du Plessis, 2. De La Dolfina Polo Ranch: Terrera, 5; Britos, 2; Cavanagh, 2 (ambos, de penal), y Taranco, 2.Jueces: Guillermo Villanueva y Martín Pascual. Árbitro: Martín Aguerre.Cancha: número 2 del predio Alfredo Lalor (AAP), Pilar.