Cinco años después, la Liga Dominicana de Fútbol luce oxigenada para despegar

Agencia EFE

Santo Domingo, 23 nov (EFE).- Este domingo en la ciudad de Santiago (norte) el Cibao FC recibe al Atlético de Pantoja para definir el gran campeón de la quinta edición de la Liga Dominicana de Fútbol (LDF), que parece afincarse como la competición que marcará el despegue definitivo del balompié en esa nación caribeña.

Avalada desde sus inicios en 2015 por FIFA y Concacaf, la liga busca servirse su propia tajada del pastel deportivo de la República Dominicana, un país donde el béisbol ha sido durante más de 100 años el deporte favorito y cuyo campeonato de tres meses con seis equipos acapara, definitivamente, la atención nacional.

INICIOS DE LA LIGA Y DESEQUILIBRIO ENTRE LOS EQUIPOS

El 8 de marzo de 2015 se dio inicio al primer torneo de la LDF, con la participación de los equipos Atlántico FC, Atlético San Cristóbal, Atlético Pantoja, Atlético Vega Real, Barcelona Atlético, Bauger FC, Cibao FC, Delfines del Este, Moca FC y Universidad O&M.

Cinco años después el Bauger ya no está en la liga y el Inter RD, con sede en Bayaguana, provincia Monte Plata (sureste), que entró a la competición al año siguiente, no pudo participar en esta versión por limitaciones económicas que ha venido arrastrando desde su debut.

Cibao, Pantoja, Barcelona, Vega Real, el Atlántico y Moca son los equipos con mayor empuje, tanto económico como de respaldo de aficionados, entre los once que componen actualmente la liga.

Entre estos destaca a todas luces el Cibao, el único que se hizo construir un estadio específicamente para debutar en la liga, en el cual un enorme árbol de ceiba "protege" una de sus porterías.

Los dueños del equipo se hicieron además con los servicios del reputado técnico español Albert Benaiges, quien moldeó en la cantera de talentos La Masía del FC Barcelona a unos tales Andrés Iniesta, Gerard Piqué, Xavi, Víctor Valdez, Leo Messi, Pedro Rodríguez, Jordy Alba o Cesc Fábregas, entre otros.

Benaiges fue el director deportivo del Cibao y responsable de estructurar durante cuatro años la "fiebre naranja", como se conoce al conjunto, que está muy cerca de alzar el trofeo de gran campeón del fútbol dominicano.

Iniesta, precisamente, logró que Benaiges abandonara sus funciones en República Dominicana para llevárselo al Vissel Kobe de Japón, donde se reencontró con su mentor.

Este año la Liga se separó de la Federación Dominicana de Fútbol (Fedofutbol) y creó su propia directiva cuyo presidente es Manuel Estrella, principal accionista de Cibao FC.

JUGADORES Y APOYO FINANCIERO DE LA FIFA

En estos cinco años la LDF ha visto desfilar en sus estadios a varios jugadores de importancia, como el caso del dominicano nacionalizado costarricense Víctor 'El Mambo' Núñez, líder histórico goleador en la primera división de Costa Rica, selección con la que jugó el Mundial de Alemania en 2006.

Núñez fue uno de los héroes del primer título logrado por Cibao el año pasado en la liga dominicana.

El haitiano Charles Herold, también del Cibao, ha jugado en varias oportunidades con la selección de su país.

El venezolano Armando 'Chiki' Maita jugó dos años para el Pantoja, mientras que en 2019 lo hace el argentino Pablo Marisi, líder goleador de la liga con 13 perforaciones al arco.

En abril pasado, la Comisión de Normalización de Fedofutbol anunció que la FIFA había autorizado un aporte de 520.000 dólares destinados a los costos operativos de los equipos y al fortalecimiento propio de la liga.

La entidad dominicana es manejada por esa comisión nombrada por FIFA, tras sancionar por 10 años a quien fuera el presidente de Fedofutbol, Osiris Guzmán, a quien acusó de violar los artículos que sancionan el soborno, ofrecer y aceptar regalos y conflicto de intereses.

Hace apenas días esa sanción fue reducida a 7 años, luego de que Guzmán apelara. Previo a esto, la FIFA y la Comisión de Normalización lo demandaron por daños y perjuicios y este respondió este jueves con una demanda contra ambas entidades.

AFICIONADOS Y ESTADIOS

La asistencia de público a los partidos ha dependido de los lugares donde se juegue y el nivel de atractivo de los partidos.

En provincias de larga tradición futbolística como La Vega, Moca y Puerto Plata (norte), los aficionados han brindado su respaldo.

En el Estadio Olímpico Félix Sánchez de la capital, donde juegan como locales Pantoja y el Barcelona, las mejores asistencias se han producido cuando el primero de estos equipos recibe al Cibao. Hay que tomar en consideración que este óvalo tiene una capacidad para más de 20.000 personas.

Pero, sin duda alguna, es en el estadio del Cibao donde se han producido las mayores concurrencias desde los inicios mismos de la LDF. Para el partido de este domingo se espera que unas 5.000 personas abarroten sus instalaciones, por supuesto, algunos de ellos bajo la sombra de la ceiba.

"La Liga Dominicana de Fútbol está considerada en estos momentos como la más valorada del área del Caribe por la Concacaf", dijo a Efe Carlos Ramírez, coordinador técnico de la competición, quien refuerza su afirmación en el hecho de que dos equipos dominicanos han sido campeones de la zona en años consecutivos.

Además, refiere que la liga se ha fortalecido en el aspecto organizativo y ha elevado su nivel técnico tanto en lo referente a los jugadores como al arbitraje.

"Hay que considerar, que en el aspecto social la liga ha creado empleos para al menos 280 jugadores dominicanos durante ocho meses, así como los demás puestos de trabajo que se necesitan para mantenerla en movimiento", agrega Ramírez.

El técnico, sin embargo, admite que hay que "mejorar mucho" en cuanto a la calidad de los estadios, principalmente en lo relativo al terreno de juego y a las condiciones en general de algunos de ellos. Considera que esto será uno de los principales desafíos a superar por la liga.

Informaciones extraoficiales recogidas por Efe establecen que el sueldo mínimo que se paga en la liga es de 20.000 (unos 380 dólares) al mes, mientras que los jugadores extranjeros, seis por cada conjunto, pueden llegar a devengar salarios de 2.000 dólares mensuales.


Ramón Santos Lantigua

(c) Agencia EFE

Qué leer a continuación