97-127. Durant hace ganadores a Nets en partido reprogramado

Agencia EFE
·4  min de lectura

Minneapolis (EE.UU.), 13 abr (EFE).- El alero Kevin Durant y los Brooklyn Nets tuvieron que esperar 24 horas antes de enfrentarse a los Minneapolis Timberwolves y conseguir una victoria cómoda a domicilio por 97-127 ante los Minnesota Timberwolves.

La acción deportiva volvió al Target Center 48 horas después del tiroteo policial que acabó con la vida de un joven negro, en Minneapolis, y Durant quiso que todo fuese rápido en el campo a la hora de asegurar la victoria de los diezmados Nets.

Durant acabó con 31 puntos, tras anotar 11 de 15 tiros de campo, incluidos cuatro triples de seis intentos, cuatro rebotes y cuatro asistencias, que lo dejaron con la aportación más productiva en dos meses y medio.

"Sentí que el viento y las piernas me subían por debajo cada minuto que jugaba", declaró Durant, quien se perdió 23 partidos por una distensión en el tendón de la corva hasta que regresó la semana pasada.

El alero Joe Harris con 23 puntos, incluidos cinco triples de ocho intentos, también ayudó a la victoria de los Nets, que tuvieron el apoyo del escolta reserva Landry Shamet al anotar 19 puntos, tras acertar otros cinco tiros desde fuera del perímetro, capturar cinco rebotes y repartir otras cinco asistencias.

La victoria de los Nets (37-17), que jugó sin sus estrellas el escolta James Harden y el base Kyrie Irving, que volvió a ser baja por asuntos personales, les permitió regresar al primer lugar de la División Atlántico y de la Conferencia Este que comparten con los Philadelphia Sixers, que tuvieron jornada de descanso.

Sin Harden, Irving y LaMarcus Aldridge (enfermedad no causada por COVID-19), los Nets estaban al mando desde el salto inicial y tenían una ventaja de 23 puntos antes de llegar a la mitad del segundo cuarto. Luego la incrementaron hasta 45 puntos a principios del último periodo.

Con Harden, Irving y Aldridge todos fuera, el entrenador de los Nets, el canadiense Steve Nash, puso a Chris Chiozza y Nicolas Claxton en la alineación inicial por primera vez. Fueron los jugadores 17 y 18 que aparecieron como titulares en los 54 partidos que el equipo ha disputado en lo que va de temporada, con 32 combinaciones.

El juego fue reprogramado desde la noche anterior, por sensibilidad a la comunidad tras la muerte de Daunte Wright, de 20 años.

Los jugadores de ambos equipos vistieron camisetas de calentamiento negras que decían "Con libertad y justicia para todos", con las dos últimas palabras en mayúsculas para dar mayor énfasis, y se guardó un momento de silencio antes del inicio.

"Todo lo que podemos hacer es estar aquí el uno para el otro físicamente, tratar emocionalmente de comprender por lo que están pasando los muchachos", declaró el escolta de los Timberwolves, D'Angelo Russell, y agregó: "Animo a todos a que salgan y hagan lo que puedan hacer físicamente para mejorar las cosas, no solo hablar de ello".

Luego en el campo Russell aportó 15 puntos, tras fallar 7 de 12 tiros a canasta, pero anotó 3 de 5 intentos de triples, aunque su control del balón no fue el mejor al perderlo cuatro veces.

El alero novato Anthony Edwards acabó de líder del equipo de Minnesota al conseguir 27 puntos y ocho rebotes, que no impidieron la derrota y los volvió a dejar con la peor marca de la NBA.

Con Edwards y Russell como los dos únicos jugadores de los Timberwolves que tuvieron números de dos dígitos, el base español Ricky Rubio siguió de titular, pero tanto su juego como aportación de cinco puntos, tres rebotes y dos asistencias fue irrelevante a la hora de evitar la derrota.

El jugador de El Masnou disputó 19 minutos en los que anotó 2 de 6 tiros de campo, incluido un triple de cuatro intentos, no fue a la línea de personal, recuperó un balón y perdió otro.

Su compatriota Juancho Hernangómez, que jugó 12 minutos como reserva, estuvo aún peor al irse en blanco al fallar los tres tiros de campo que hizo, todos desde fuera del perímetro, capturó dos rebotes, puso un tapón y perdió un balón.

Los Timberwolves (14-41), que han perdido siete de los últimos 10 partidos disputados, jugaron sin el pívot estadounidense dominicano Karl-Anthony Towns, que decidió no estar en el partido al cumplirse el primer aniversario de la muerte de su madre por complicaciones de la Covid-19.

Towns eligió quedarse fuera del partido y pasar el tiempo con su familia.

(c) Agencia EFE