94-118: Los Timberwolves pierden en casa contra los Philadelphia 76ers

Agencia EFE
·4  min de lectura

Redacción deportes, 29 ene (EFE).- Los Minnesota Timberwolves, el peor equipo de la Conferencia Oeste, acumularon su tercera derrota consecutiva contra los Philadelphia 76ers, el mejor equipo de la Conferencia Este, al perder 94-118 en un partido dominado por la eficacia del pívot Jel Embiid que anotó 37 puntos y 11 rebotes.

Los Timberwolves siguen sin encontrar una respuesta a los Philadelphia 76ers: en los últimos siete partidos que estos dos equipos han disputado, los de Filadelfia se han llevado todos contando el de la noche del viernes.

Y los de Filadelfía llegaban al Target Center de Minnesota tras ganar el miércoles a los actuales campeones de la NBA, los Ángeles Lakers, con una canasta de Tobias Harris en los últimos segundos del partido que colocó el definitivo 106-107 en el marcador.

Con unos 76ers en estado de gracia, intentar parar a Embiid se antojaba difícil desde un inicio, especialmente porque los Wolves siguen sin contar con su principal estrella y hombre alto, Karl Anthony Towns (KAT), tras contraer la covid-19.

Los Wolves están padeciendo la ausencia de KAT: de los 18 partidos que han jugado los Wolves desde el inicio de la temporada, Towns sólo ha podido jugar cuatro. Y sin KAT, los Timberwolves han ganado 2 partidos y han perdido 12.

Además de Towns, los de Minnesota siguen sin contar con el alero alto español Juancho Hernangómez, de baja por los protocolos de salud de la NBA para la covid-19.

Y el otro español del equipo, el base Ricky Rubio, sigue sin encontrar su ritmo con los de Mineapolis, lo que quedó evidente de nuevo contra los 76ers.

El partido se inició con igualdad gracias a la mala puntería de los de Filadelfia. Los 76ers necesitaron casi cuatro minutos para anotar su primera canasta, lo que permitió a los Wolves ponerse 7 puntos por delante en el marcador a mitad del primer cuarto.

Cuando Rubio entró en la cancha en sustitución de D'Angelo Russell a falta de 4 minutos para el final del primer cuarto, el marcador estaba en un 22-19 a favor de los de Minnesota. Pero cuatro puntos consecutivos de Embiid colocaron a los 76ers por delante 22-23.

El primer cuarto terminó con 25-25, con 11 puntos para Embiid, y 6 rebotes, y 6 puntos para Tobias Harris en los Sixers. Mientras, Russell era el más efectivo en los Wolves, con 9 puntos, seguido de Malik Beasley, con 7 puntos y 2 rebotes, y Rubio con 4 puntos y 1 rebote.

El segundo cuarto también mostró una gran igualdad. Los de Rubio recuperaron la delantera en el marcador en los dos primeros minutos (30-27) y se mantuvieron por delante hasta poco antes del descanso. Pero Embiid empezó a machacar la defensa de los de Minnesota, que no encontraron la forma de pararle.

Al descanso se llegó con un 48-52 a favor de Filadelfia. En el segundo cuarto, el pívot de Filadelfia acumuló otros 10 puntos y 2 rebotes, mientras que el reserva Tyrese Maxey completó cinco minutos de 100 % de acierto con 3 tiros de 3, lo que le valió 6 puntos.

Los Wolves notaron el bajón anotador de Russell, sólo 2 puntos en el segundo cuarto, y de Rubio, que se quedó a 0 tras jugar 6.32 minutos. Sólo Beasley y Jarred Vanderbilt aguantaron el tipo con 5 puntos cada uno.

Pero el partido se acabó con un tercer periodo desastroso para los de Minnesota, que relajaron su defensa y permitieron que Embiid se luciese. El pívot hizo 16 puntos y 3 rebotes en los 9.56 minutos que jugó en el tercer periodo.

Sin respuesta al acierto de Embiid, los Wolves se empezaron a hundir. El tercer periodo terminó con 74-88, 14 puntos de ventaja para los Sixers y sin atisbo de que los de Minnesota pudiesen recuperar.

Los últimos 12 minutos confirmaron el pronóstico. Los Sixers acumularon 30 nuevos puntos en el último cuarto frente a los 20 de los Wolves, cuyo máximo anotador fue Beasley, con 22 puntos y 5 rebotes, seguido de Anthony Edwards, con 15 puntos y 4 rebotes. Rubio se contentó con los 4 puntos que hizo en el primer cuarto, 2 rebotes y 4 asistencias.

(c) Agencia EFE